Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una Traviata para el siglo XXI conquista París

Una Violeta del siglo XXI : La heroína más famosa de Verdi vuelve al Palais Garnier en París con una nueva puesta en escena que corrobora que "La traviata" es atemporal. Una revelación: La soprano sudafricana Pretty Yende es magnífica en su debut como el icónico personaje y el tenor francés Benjamin Bernheim cautiva como su trágico amante. "Es una mujer moderna que vivía según sus propias reglas. Defendió su feminidad y su forma de vida incluso cuando la sociedad lo consideraba inmoral", explica Pretty Yende. "Ella representaba la libertad…Sempre libera degg’io Folleggiare di gioia in gioia: Ya sabes, 'que quiero ser libre'. Lloraba por la libertad y como seres humanos todos decimos: Quiero ser libre" En esta versión moderna de Simon Stone, Violetta es una influencer, una "it- Girl", independiente y que conoce las nuevas tecnologías. "Creó un mundo de redes sociales en Internet que retrata el deseo de millones de personas de seguir a alguien en las redes sociales, de ser querido y valorado y de mostrar que se sigue a alguien", apunta Benjamin Bernheim. "Funciona muy, muy bien y es la prueba de que La Traviata es completamente atemporal" , enfatiza Verdi situó la ópera en París y la basó en la vida de Marie Duplessis, una de las más célebres y sofisticadas cortesanas parisinas . Que la representación vuelva a su lugar de origen es algo que facilita mucho el trabajo a los artistas: "Podemos caminar a través de París y encontrar muchos lugares donde podemos imaginarnos todos estos salones, donde todas estas fiestas se llevaron a cabo. Está lleno de historia, lleno de emoción", explica el tenor. Para Yende, poder encarnar a su personaje en la capital francesa es también una oportunidad: "Traer esta historia a París, con una mujer que vivía aquí, la hace muy real porque cuando camino por las calles me siento como si fuera ella, ella podría haber caminado por aquí". "Incluso vino a la ópera Garnier y vio una actuación, tal vez varias en esa época", continúa Bernheim, que considera además que actuar en el teatro Garnier es un soplo de historia: "Cantar en Garnier es realmente mágico. Te sientes un poco como si estuvieras en un cuento de hadas. Uno sólo puede imaginar la música y los cantantes que estas paredes han escuchado en las últimas décadas, incluso siglos". Pretty Yende conecta profundamente con el viaje emocional de Violetta y su trágico final , "hay muchas cosas personales por las que también he pasado en mi propia vida que fueron muy difíciles". "Esos momentos pueden darme una idea de lo que ella pasó en sus propios sacrificios por su propia vida", explica. La Traviata en esta versión actualizada podrá verse en París hasta el 16 de octubre.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon