Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La casa de Alexis Vega la viva imagen del minimalismo neutro de lujo

logotipo de Architectural Digest Architectural Digest hace 5 días Pamela Vázquez
La vida del jugador mexicano está llena de lujosos, empezando por su casa. © David Ramos / Getty Images. La vida del jugador mexicano está llena de lujosos, empezando por su casa.

Todos fuimos Alexis Vega cuando lo vimos derramar las lágrimas más conmovedoras y reales al escuchar el Himno Nacional en Qatar. Sus ojos se encharcaron ante lo que éste representa en otro país, pues era su debut en un mundial de fútbol. Sin embargo, la pasión de Alexis Vega se contagia por su enorme esfuerzo, mismo que lo ha llevado a recibir una recompensa inimagiable. Alexis Vega ha aprovechado sus ganancias en una enorme casa, autos de lujo, viajes, entretenimiento y muchas otras comodidades. 

El estilo de vida del delantero de la Selección Mexicana de fútbol y del equipo Guadalajara, o las “Chivas” ha cambiado mucho desde que comenzó su carrera en el deporte. Alexis Vega, de 24 años, es originario de Santa Isabel Tola, un barrio de la colonia Cuauhtémoc en la Ciudad de México.

Desde que se integró al Club Deportivo Guadalajara, recibe uno de los mejores salarios entre los jugadores de 500 mil dólares anuales. Gracias a ello, ha podido elevar su calidad de vida y la de su familia a un nivel muy lujoso para los estándares mexicanos: tiene una enorme casa en Guadalajara, una colección de autos de alta gama y un closet con ropa y accesorios de marcas de renombre internacional. 

El increíble hogar

El jugador que se acaba de estrenar en el torneo más codiciado, la Copa Mundial, vive en un conjunto residencial localizado en una zona exclusiva de Guadalajara. Su casa está valuada en casi 1.2 millones de dólares y cuenta con 4 habitaciones con baño propio, un jardín de 20 metros cuadrados, un garaje para 3 vehículos —donde guarda su automóvil Mercedes Benz AMG a45 y su camioneta Chevrolet Suburban que vale poco más de un millón de pesos mexicanos—, una terraza, una sala en desnivel, un comedor y una cocina. 

Los interiores de su hogar son la viva imagen del minimalismo neutral de lujo. La paleta de colores está compuesta por blanco, negro, gris y beige, y se aplicó tanto en los muebles y accesorios, como en la decoración. Todos los materiales son muy acogedores a la vista, como el terciopelo de las sillas del comedor o los cojines afelpados que adornan su cama. Entre estos elementos, el color verde de las múltiples plantas resalta a la perfección. 

Más de Architectural Digest

Architectural Digest
Architectural Digest
image beaconimage beaconimage beacon