Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El COVID-19 acelera el corte de cables de la TV de paga, pero México se salva

logotipo de Expansión Expansión 09/12/2020 Zyanya López
Al tercer trimestre de 2020, la televisión de paga registró una base 11.3 millones de usuarios en México, según The CIU. © iStockphoto Al tercer trimestre de 2020, la televisión de paga registró una base 11.3 millones de usuarios en México, según The CIU.

La caída mundial de la televisión de paga, debido al consumo de video online, se aceleró con la llegada del coronavirus, principalmente en mercados maduros. Aunque en México la historia es distinta, ya que este servicio ha experimentado un crecimiento en el número de suscriptores durante la pandemia. La firma de asesoría ABI Research estima que la televisión de paga tendrá una caída global durante 2020, para alcanzar una base de 1,070 millones de usuarios registrados. Esto mueve los pronósticos de la compañía, pues su previsión de alcanzar los 1,100 millones de suscriptores en 2024 ahora se recorre un año más.

“La penetración de la banda ancha de alta velocidad, junto con la disponibilidad de múltiples servicios de transmisión, está impulsando la tendencia a la baja de la TV paga”, señala Khin Sandi Lynn, analista de industria de ABI Research. “Ahora, la pandemia del COVID-19 también es responsable de una caída significativa de suscriptores, tan solo en América del Norte los operadores han perdido más de dos millones solo en el primer trimestre de 2020”, agrega. En México, la necesidad de entretenimiento durante la contingencia combinada con la baja penetración de banda ancha –que se vuelve un obstáculo para que los consumidores pasen al streaming– permitió un incremento en el número de usuarios en la televisión de paga. De acuerdo con la consultora The CIU, al tercer trimestre de 2020, este servicio contaba con una base de suscriptores de 11.3 millones, una cifra 6.7% mayor a la registrada en el mismo periodo del año pasado. “A nivel internacional, sí existe el fenómeno de cortar el cable, pero estamos hablando de mercados casi plenamente conectados, donde ya creció lo suficiente la televisión de paga y ahora están migrando a ofertas de banda ancha”, explica Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).


Vídeo: Usuarios reportan caída de sistema de BBVA México (Dailymotion)

Volver a reproducir video

En el caso de México, el también director de la consultora Digital Policy & Law Gropu refiere que la pandemia quizá provocó la cancelación de suscripciones, pero no cortes de cable. “Todavía hay mercado para que crezca la televisión de paga, ya que hay hogares que no tienen este servicio y proveedores que podrían bajar tarifas”, menciona. Pero este servicio no es atractivo ni relevante si viene solo, por eso las compañías que lo ofrecen apostaron por una estrategia de acompañamiento. “Los servicios de televisión por cable han subido después de que empezaran a ofrecer paquetes de doble o triple play. Ahora, incluso, algunos ya están ofreciendo hasta de quíntuple play al incluir internet, telefonía fija, telefonía móvil, televisión de paga y algunos servicios de OTT”, explica Fernando Esquivel, director de investigación de mercado en The CIU. Los expertos aseguran que, aunque este ofrecimiento de paquetes podría leerse como la oportunidad para que las plataformas de streaming sustituyan a la televisión de paga, esto no sucederá en México. Esquivel menciona que la gente tiene ambos servicios, ya sea porque los operadores lo ofrecen gratis en algunos paquetes o porque hay plataformas a las que el usuario puede acceder sin costo. “Las OTT no están superando, de ninguna manera, las suscripciones de la televisión de paga”, agrega Bravo.

Pero, sí hay un reto para este servicio. Raúl Baeza, director general de la agencia de medios independiente Effective Media, señala que no debe perder su capacidad de renovación en cuanto a lenguaje y formatos para seguir siendo un medio atractivo, que satisfaga las nuevas necesidades y gustos de la audiencia. “Lo que está pasando con la televisión abierta, que incrementó sus niveles de audiencia por la pandemia, es solo un tema coyuntural, lo que a este servicio le falta es actualizarse y ofrecer servicios de entretenimiento e información de valor, adaptarse a los cambios tecnológicos. Y este es el nivel al que no debe caer la televisión de paga”, asegura.

Más de Expansión

image beaconimage beaconimage beacon