Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Odetta, el nuevo jugador que quiere aprovechar la demanda de autos seminuevos

logotipo de Expansión Expansión 25/10/2021 Ivet Rodríguez
Odetta, fundada por Daniel Esponda, promete mejorar hasta en 20% el precio de venta de un auto usado frente a otras plataformas que hay en el mercado. © Cortesía Odetta, fundada por Daniel Esponda, promete mejorar hasta en 20% el precio de venta de un auto usado frente a otras plataformas que hay en el mercado.

Daniel Esponda, un exgraduado de Harvard Business School, entró al negocio de los autos usados en 2016. Tras salir de Linio, donde ocupó varias posiciones entre 2013 y 2015, cofundó Frontier Car Group México, que entonces operaba las dos marcas VendeTuAuto.com y Autobastas.mx. Pero durante los tres años y medio que estuvo al frente de la compañía se dio cuenta de que, pese a que cada vez había más canales formales en el mercado para comprar y vender un auto usado, nueve de cada 10 clientes aún preferían hacerlo en el mercado informal, con todos los riesgos que eso implicaba. “Las personas deciden mantenerse en el canal informal debido a que pueden obtener un mejor precio de reventa de su vehículo: el vendedor lo que quiere es recibir la mayor cantidad de dinero por su auto, y quien lo compra busca un buen coche pero al mejor precio posible”, dice Esponda. Luego de que Frontier Car Group fue comprada por OLX Autos, Esponda se enfocó en crear un modelo de negocio que permitiera dar el mejor precio posible, tanto para el que compra un auto usado como para el que lo vende, pero de una forma segura. Tras dos años de madurar la idea, finalmente lanzó la plataforma Odetta.

Con esta nueva plataforma el emprendedor busca abrirse paso en un mercado que está viviendo una sobredemanda inesperada, impulsada por la escasez de vehículos nuevos debido a la falta de chips. Cálculos de otras plataformas competidoras estiman que los precios de los autos usados han incrementado entre 10% y 20% debido a esta alta demanda. A diferencia de otras alternativas en el mercado, Odetta no tiene activos. 'No tenemos almacenes, ubicaciones, centro de reacondicionamiento', dice el emprendedor. El modelo de negocio está sustentado en alianzas hechas con socios clave -talleres mecánicos, bancos y aseguradoras- para poder ofrecer una experiencia de compra y venta de autos usados de forma segura, pero accesible. Esponda asegura que compartir estos costos fijos con sus aliados estratégicos permite ofrecer una mejor oferta a los clientes. “A los que quieren vender su auto les ofrecemos un precio hasta 11% mejor que otras plataformas y hasta 20% que los concesionarios o lotes. A quienes quieren comprar, les ofrecemos un precio entre 5% y 7% más bajo”, afirma. El proceso es novedoso. Cuando un cliente quiere vender su auto, ingresa a la plataforma de Odetta y llena un formulario con datos generales y del vehículo. Posterior a ello, un asesor lo contacta y le ofrece alternativas de talleres mecánicos cercanos a su domicilio para realizar la inspección del vehículo sin costo para el cliente. “Los talleres certificados con los que trabajamos utilizan nuestro software para hacer la inspección”, explica Esponda. Si el vehículo tiene alguna falla, la plataforma cubre las composturas y posteriormente se descuenta del precio de venta, igual que el dinero invertido en el pago de multas o recargos, en caso de que los hubiera. Una vez que el auto se encuentra en buenas condiciones físico mecánicas y que los papeles están en orden, se publica una oferta en el sitio web. Cuando se encuentra un comprador, Odetta lo asiste en caso de que quiera solicitar un crédito. Por ahora, la plataforma tiene convenio con la fintech brasileña Creditas y con Crédito Real -que ofrecen tasas de interés de entre 10% y 16% para clientes con un buen historial crediticio-, y está en pláticas con los bancos tradicionales. El interesado en comprar el vehículo también puede solicitar una prueba de manejo previo a que se cierre el trato Si el vendedor y el comprador están conformes, tanto con el precio como con las condiciones del vehículo, Odetta coordina la transacción bancaria, la firma de los contratos, la entrega de los documentos y de la unidad. Gracias a una alianza hecha con aseguradoras, Odetta también ofrece al cliente que compró el vehículo una garantía de tres meses y la posibilidad de cambiar su vehículo, en caso de que no le satisfaga, hasta siete días después de la transacción u 80,000 kilómetros. Como ocurre con otras plataformas de compra y venta de vehículos usados, la rentabilidad del modelo de negocio de Odetta proviene del cobro de comisiones. Pero Esponda asegura que son menores (alrededor de 5% sobre el precio del vehículo) a las que cobran otras plataformas competidoras, que son de entre 20% y 25% de la transacción. “Cuando una persona compra en Odetta en realidad le está comprando a un particular pero con las mismas garantías que le ofrece una agencia: con financiamiento, con una garantía y con una protección antifraude. Esto es algo que no existía en el mercado hasta ahora”, concluye.

Más de Expansión

image beaconimage beaconimage beacon