Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adéntrate en el santuario artístico que es esta casa

Architectural Digest Logotipo Por Elisa Mencarelli de Architectural Digest | Diapositiva 1 de 14: "Un hogar debe ser un santuario personal, que renueve las energías y alimente el alma". Y qué mejor manera de convertir su propio hogar en un santuario artístico para inspirarla a diario. Sus palabras sustentan la filosofía de diseño y el estilo propio de la diseñadora Mar Silver. Su obra combina un sensibilidad moderna y sofisticada con elementos relacionados con la naturaleza y la espiritualidad para crear un atractivo santuario doméstico. Estos interiores serenos y sensoriales están pensados para intrigar y fascinar, transmitiendo belleza, sencillez y confort. Mar Silver vive en su casa de Westport desde 2009, primero como inquilina y luego como propietaria. Cuando compró la casa, construida en el siglo XIX, hizo algunos cambios cosméticos, pero hace dos años decidió que era el momento de renovarla por completo. "Solía pasar por delante de la casa todo el tiempo. Ya vivía en la ciudad. Cuando salió al mercado, me di cuenta de que era una gran oportunidad. La casa tenía mucho potencial. Me enamoré de ella", dice la diseñadora. La casa era originalmente una granja lechera en funcionamiento llamada Blue Ribbon. Los anteriores propietarios habían mantenido la casa lo más cerca posible de su estado original, pero el objetivo del diseñador era modernizar la granja mediante una renovación seria y específica. "He renovado toda la casa, reduciéndola a sus cimientos. Pero estaba enamorada de la chimenea original. Empezé en el sótano y subí tres pisos. Diseñé todo el interior a partir de este elemento. Dejé la chimenea al descubierto derribando las paredes y creé un plano abierto en la primera planta para la familia, que incluye la sala de estar y el comedor abiertos a la cocina. Creé una suite principal que incluía una sala de meditación y un vestidor. También transformé el sótano instalando una bodega utilizando los ladrillos originales y una sala de yoga. Además, renové completamente el ático para crear una sala de relajación y un elegante despacho en casa. Se añadieron comodidades modernas en todo el espacio, pero manteniendo el carácter de la casa de campo", continúa Mar Silver. En el interior, Mar Silver favoreció el uso de materiales naturales como la piedra caliza, la madera y los colores claros, al tiempo que honró la historia y la estética de la casa de campo. "Al dejar al descubierto la chimenea original en todas las plantas, conservé el ambiente original al tiempo que lo hacía más moderno y sofisticado. Expuse los elementos originales y reutilicé todas las vigas de madera de toda la casa. Además, aproveché la hermosa vista de la propiedad. He instalado ventanas muy altas, que van de piso a techo, para que se pueda ver el espectacular jardín, incluida la alberca y el arce centenario", señala. En cuanto al mobiliario, la diseñadora mezcló piezas de mediados de siglo y vintage con muebles hechos a medida creados por su empresa, Mar Silver Collection. Todas las obras de arte son excepcionales y proceden de su colección privada: objetos únicos, antigüedades y fotografías. "Es importante que sea una casa única y que los objetos sean igualmente únicos", dice la diseñadora. "Pero el diseño no se limita a los muebles. También se trata de dónde y por qué se colocan en un espacio determinado. Es la intención la que crea un ambiente, y mi objetivo es crear ambientes que evoquen la espiritualidad de un santuario", concluye Mar Silver. Artículo publicado originalmente en AD Italia. Traducción y adaptación de Fernanda Toral.

"Un hogar debe ser un santuario personal, que renueve las energías y alimente el alma". Y qué mejor manera de convertir su propio hogar en un santuario artístico para inspirarla a diario. Sus palabras sustentan la filosofía de diseño y el estilo propio de la diseñadora Mar Silver. Su obra combina un sensibilidad moderna y sofisticada con elementos relacionados con la naturaleza y la espiritualidad para crear un atractivo santuario doméstico. Estos interiores serenos y sensoriales están pensados para intrigar y fascinar, transmitiendo belleza, sencillez y confort.

Mar Silver vive en su casa de Westport desde 2009, primero como inquilina y luego como propietaria. Cuando compró la casa, construida en el siglo XIX, hizo algunos cambios cosméticos, pero hace dos años decidió que era el momento de renovarla por completo. "Solía pasar por delante de la casa todo el tiempo. Ya vivía en la ciudad. Cuando salió al mercado, me di cuenta de que era una gran oportunidad. La casa tenía mucho potencial. Me enamoré de ella", dice la diseñadora.

La casa era originalmente una granja lechera en funcionamiento llamada Blue Ribbon. Los anteriores propietarios habían mantenido la casa lo más cerca posible de su estado original, pero el objetivo del diseñador era modernizar la granja mediante una renovación seria y específica. "He renovado toda la casa, reduciéndola a sus cimientos. Pero estaba enamorada de la chimenea original. Empezé en el sótano y subí tres pisos. Diseñé todo el interior a partir de este elemento. Dejé la chimenea al descubierto derribando las paredes y creé un plano abierto en la primera planta para la familia, que incluye la sala de estar y el comedor abiertos a la cocina. Creé una suite principal que incluía una sala de meditación y un vestidor. También transformé el sótano instalando una bodega utilizando los ladrillos originales y una sala de yoga. Además, renové completamente el ático para crear una sala de relajación y un elegante despacho en casa. Se añadieron comodidades modernas en todo el espacio, pero manteniendo el carácter de la casa de campo", continúa Mar Silver.

En el interior, Mar Silver favoreció el uso de materiales naturales como la piedra caliza, la madera y los colores claros, al tiempo que honró la historia y la estética de la casa de campo. "Al dejar al descubierto la chimenea original en todas las plantas, conservé el ambiente original al tiempo que lo hacía más moderno y sofisticado. Expuse los elementos originales y reutilicé todas las vigas de madera de toda la casa. Además, aproveché la hermosa vista de la propiedad. He instalado ventanas muy altas, que van de piso a techo, para que se pueda ver el espectacular jardín, incluida la alberca y el arce centenario", señala.

En cuanto al mobiliario, la diseñadora mezcló piezas de mediados de siglo y vintage con muebles hechos a medida creados por su empresa, Mar Silver Collection. Todas las obras de arte son excepcionales y proceden de su colección privada: objetos únicos, antigüedades y fotografías. "Es importante que sea una casa única y que los objetos sean igualmente únicos", dice la diseñadora. "Pero el diseño no se limita a los muebles. También se trata de dónde y por qué se colocan en un espacio determinado. Es la intención la que crea un ambiente, y mi objetivo es crear ambientes que evoquen la espiritualidad de un santuario", concluye Mar Silver.

Artículo publicado originalmente en AD Italia.
Traducción y adaptación de Fernanda Toral.

© Laura Moss, Hulya Kolabas, Bjorn Wallender.

Más de Architectural Digest

Architectural Digest
Architectural Digest
image beaconimage beaconimage beacon