Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué tan sucios están los tubos del Metro de CdMx? Tiktoker responde

logotipo de Milenio Milenio 14/05/2022 Milenio Digital
Experimento en el metro. (Captura) © Proporcionado por Milenio Experimento en el metro. (Captura)

El Metro de la Ciudad de México a diario transporta a miles de personas a sus destinos, por eso, aunque tiene personal que constantemente limpia los tubos y asientos, es inevitable la permanencia de microbios.

¿Qué lugar del metro es el más sucio? Para responder a esta pregunta la bióloga Dulce Díaz realizó un experimento en las instalaciones de la línea naranja, que compartió a través de su cuenta de TikTok, @PreguntaleAlBiologo.

“Constantemente agarramos cosas en el metro: desde los tubos en los vagones, el barandal de las escaleras o la máquina para recargar nuestra tarjeta. Para la primera prueba tomamos muestras con hisopos estériles de los lugares más comunes para agarrarse: el torniquete, la máquina de recargas, el barandal de la escalera y tres tubos del metro (horizontal, de la puerta y de los asientos)”, explicó al principio de la grabación.

Lo primero que Dulce hizo fue esterilizar su material en nuestra olla exprés. Luego hizo cálculos para que el medio de cultivo funcionara y posteriormente vació el medio de cultivo en cajas de vidrio esterilizadas.

“Después sembramos las muestras que habíamos tomado en el metro tratando de hacer esto lo más estéril posible con los mecheros. Tapamos, etiquetamos y esperamos una semana”.

Aunque estos primeros resultados tuvieron varios errores, por eso la experta repitió el experimento cambiando algunas variables: “Al volver a tomar las muestras decidimos usar agua fisiológica estéril, el suerito que te ponen en el hospital. Además, usamos jeringas estériles, logramos humedecer el hisopo y que las muestras funcionaran mejor”.

Luego de otra semana de espera, la bióloga compartió los resultados:

“Los tengo ordenados de lo que menor creció a lo que mayor creció, que sí está bien mugroso. Y nuestro control que está completamente limpio, no está contaminado. Entonces podemos decir que nuestro experimento es confiable, dentro de lo que se puede porque lo hicimos en una cocina”.

En los tubos de la puerta y del asiento “no creció prácticamente nada”, mientras que en el barandal de las escaleras, “a pesar de que el hisopo salió negro, apenas empezó a crecer una colonia que parece ser bacterias”. Por su parte, en el torniquete creció una colonia de hongos y en la maquina, además de una colonia más grande de hongos, también se presentó “una ligera colonia de bacterias”.

El tubo horizontal sí es una porquería: aquí hay de todo, bacterias, hongos, unas siete colonias. De verdad se ve una porquería enorme”, reveló Dulce.

Al final, la divulgadora recalcó que “este es un experimento casero. Donde más bacterias crecieron fue el tubo horizontal, pero esto puede tener muchísimas variables dependiendo del vagón del metro, la gente, la línea, si se subió una persona enferma. Pero el lugar que parece ser más seguro para agarrarse es el tubo de la puerta. Y en la línea naranja ya sabemos que el tubo más sucio al parecer es el horizontal”.

hc

Más de Milenio

image beaconimage beaconimage beacon