Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cuántas personas en situación de calle hay en la CDMX?

logotipo de Expansión Expansión 12/05/2022 Octavio Torres
Los hombres son especialmente discriminados, mientras las mujeres y los niños son vistos como víctimas. Pero todas las personas sin hogar tienen una historia detrás que los orilló a vivir en las calles, indicó la profesora de la UAM, Alejandra Toscana. © Cuartoscuro Los hombres son especialmente discriminados, mientras las mujeres y los niños son vistos como víctimas. Pero todas las personas sin hogar tienen una historia detrás que los orilló a vivir en las calles, indicó la profesora de la UAM, Alejandra Toscana.

El 2 de mayo, un hombre fue detenido tras ser identificado como el agresor de un joven, en un restaurante de la colonia Roma de la Ciudad de México. La Secretaría de Seguridad Ciudadana indicó que el aprehendido estaba en situación de calle y que llevaba varias dosis de aparente cocaína. El sospechoso se identificó como 'Sidarta', pero la policía refirió que no contaba con identificación oficial que validara sus datos personales. No obstante, fue posible localizarlo debido a que llevaba la misma ropa que vestía el día en que agredió, lanzándole una piedra en la cabeza, a un joven de 19 años en la terraza de un restaurante. Tras estos hechos, en redes sociales cundió el escarnio contra personas en situación de calle. Más allá de la responsabilidad civil o penal de esta persona, ¿cuántas personas hay en la capital en situación de calle y qué obligación tiene el gobierno y la sociedad con ellos?

¿Qué debería hacer el gobierno con las personas en situación de calle?

En el Diagnóstico Situacional de las Poblaciones Callejeras 2017-2018 para la Ciudad de México, se contabilizaron 6,754 personas en situación de calle. Estas se centran en las alcaldías Cuauhtémoc, Iztapalapa y Gustavo A. Madero, según el Censo de Población y Vivienda 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. La Secretaría de Seguridad Ciudadana, a través de su titular, Omar García Harfuch, indicó que no todas las personas que viven en la calle como Sidarta, el agresor del joven, acceden a ser llevadas a un albergue. Se estima que únicamente el 35.54% de los ‘sin hogar’ se encuentran en albergues, tanto públicos como privados. La mayoría en la alcaldía de Cuauhtémoc. El 87% de los indigentes son hombres y solo el 12.73% son mujeres, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la asociación civil El Caracol. La Carta Magna de la Ciudad de México obligan al gobierno a dar protección y atención a las poblaciones vulnerables, como es el caso de las personas sin hogar. En el artículo 11, de hecho, reconoce explícitamente a las poblaciones callejeras: “Esta Constitución protege a las personas que habitan y sobreviven en las calles. Las autoridades adoptarán medidas para garantizar todos sus derechos, impidiéndose acciones de reclusión, desplazamiento forzado, tratamiento de rehabilitación, internamiento en instituciones o cualquier otra, sin su autorización. Se implementarán medidas destinadas a superar su situación de calle”.

Una población diversa y muy vulnerable

La SSC de la CDMX indicó que Sidarta, el agresor de la colonia Roma, declaró estar bajo los influjos de sustancias psicoactivas en los últimos días. Y, en redes sociales, otros ciudadanos afirmaron haber sido agredidos por el mismo hombre. Sidarta posiblemente será recluido bajo el delito de tentativa de homicidio. Pero, la estigmatización de estas personas está lejos de resolver una problemática social, según la investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Alejandra Toscana. Como Sidarta, miles de ‘sin hogar’ carecen de identificación. Lo cual quiere decir que no pueden ejercer su derecho a la identidad y, por tanto, no pueden acceder a una serie de servicios sociales como la salud o la educación y, mucho menos, al empleo formal remunerado. “Sus ingresos son escasos e irregulares, carecen de acceso a servicios de salud, a la seguridad social, no cuentan con vivienda, su acceso a la alimentación es muy limitado y hasta cierto punto depende de la caridad y de los programas sociales, en cuanto a la cohesión social”, indica la investigadora en el trabajo Población en situación de calle en la Ciudad de México durante la pandemia por la COVID-19 , publicado en 2021, en Denarius, revista de economía y administración. “Son víctimas de una discriminación institucional muy fuerte. Estas personas en situación de calle son una evidencia de las fallas de diferentes instituciones del Estado que están encargadas del bienestar de la población”, indicó en entrevista Alejandra Toscana. “Esta población está compuesta por hombres, adultos, niños, mujeres . Cada vez más hay familias enteras en situación de calle y ahora, también, cada vez más migrantes” , precisa Toscana.

Lo que no conoces, te da miedo

Son personas que se quedaron en el tránsito hacia lo que pensaban, sería una vida mejor: personas del campo que llegaron a la ciudad con la esperanza de hallar trabajo, centroamericanos que no lograron llegar a Estados Unidos, se les terminó el dinero y, despojados de sus pertenencias e identificaciones, quedaron en el limbo callejero de la incertidumbre. Debido a estas mismas causas, las personas que habitan en las calles tienen una tasa de mortalidad más alta. Pues están expuestos a robos, violencia, maltratos, abusos policiacos y explotación sexual. Además, según la investigadora, su salud está deteriorada, pues suelen tener enfermedades físicas y mentales de todo tipo, además de adicciones y mala alimentación. La experta también indica en su trabajo que confinar a los albergues a las personas en situación de calle no mejora su condición de exclusión y que no todas son beneficiarias de estos programas. ¿Quiénes son? Esta es la pregunta que define el problema que la ciudad tiene con las personas en situación de calle, pues no tienen acceso al derecho a la identidad y, por otro lado, dado el estigma del que son objeto, desconocer las historias que hay detrás de su situación es la principal causa de su discriminación.

Reciben todas las categorizaciones negativas: locos, adictos, peligrosos, delincuentes. Viven en una situación muy compleja. No es solo falta de recursos económicos, sino de oportunidades y a derechos como salud, educación e identidad.

Luis Enrique Hernández, activista y fundador de la asociación civil El Caracol, se dedica a apoyar a personas en situación de calle. Una de las tareas principales de su organización es la difusión de información e historias alrededor de las poblaciones callejeras. Para Hernández, hace falta una gran campaña de difusión de las historias humanas que hay detrás de cada persona en situación de calle. Esto ayudaría a reducir la discriminación en su contra, del mismo modo que esta estrategia funcionó a favor de las personas trans; en el caso de la diversidad sexual. “Necesitamos una gran campaña contra la discriminación. Hemos visto espectaculares en el Metro para erradicar la discriminación en temas de diversidad sexual (…). Recuerdo carteles donde se contaba la historia de personas trans, un poco para erradicar y prevenir su discriminación. Está muy estudiado que la discriminación tiene que ver con un tema de desconocimiento, de carecer de información, discriminas lo que no conoces, lo que te da miedo”, sentencia Hernández. Durante la pandemia, El Caracol realizó un esfuerzo de difusión para informar a la gente que la población callejera no era un foco rojo de COVID. Esto contrarrestó acciones en su contra. Y, tras su campaña de concientización, la gente comenzó a regalarles gel a los indigentes, en lugar de rociarles cloro, indicó Luis Enrique. La situación de calle, sin embargo, no exime a ninguna persona de su responsabilidad en la comisión de un delito. Aunque, como con cada ser humano, debe respetarse el debido proceso.

Más de Expansión

image beaconimage beaconimage beacon