Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Documentan déficit presupuestal por 2 mil 464 mdp en sector salud

logotipo de La Jornada La Jornada 24/05/2019 Roberto Garduño
Imagen tomada de @Mx_Diputados © Proporcionado por DEMOS Desarrollo de Medios Imagen tomada de @Mx_Diputados

Directores de hospitales, Centros Nacionales e institutos de Alta Especialidad de la Secretaría de Salud documentaron en la Cámara de Diputados el déficit presupuestal que les afecta y suma 2 mil 464 millones de pesos en los últimos seis meses. Las 26 instituciones médicas reportaron su operación financiera en la actual administración, con un faltante inicial de recursos por mil 670 millones de pesos, y al 15 de mayo presente a esa cifra se sumaron 794 millones, para alcanzar la cifra de 2 mil 464.

Los encargados de esas instancias de atención en salud como el de Transfusión Sanguínea, Nacional de Psiquiatría, Juárez de México, Gea González, Infantil Federico Gómez, Nacional de Cancerología, Nacional de Cardiología, Enfermedades Respiratorias, Nutrición Salvador Zubirán, Neurología Manuel Velazco, Pediatría, Rehabilitación, Nacional de Trasplantes, entre otros advierten en un documento llevado hasta San Lázaro, que entre las “afectaciones por recortes presupuestales y reorganización, se presentan disminución o cancelación del presupuesto para suplencias, turnos extras, outsourcing; deterioro del clima laboral, con incertidumbre del personal”.

Al inicio de semana, la astringencia financiera en los centros hospitalarios de tercer nivel pretendían manifestarse en el Zócalo de la Ciudad de México, en demanda de la liberación de los recursos aprobados por la Cámara de Diputados. Las presiones derivadas del incremento de solicitudes de atención médica, y los costos tratamientos de miles de familias pobres, eran los fundamentos de esa inconformidad.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, convocó a los directores de los institutos a exponer sus demandas frente al Congreso, antes de que se organizara una manifestación frente a Palacio Nacional. Los funcionarios médicos se apersonaron el jueves en el palacio legislativo de San Lázaro con un legajo de demandas, documentadas, en torno al deterioro que han observado en esos centros prioritarios de atención.

Tras una reunión privada en las oficinas de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez Cuéllar, refirió la información proporcionada por los funcionarios de la Secretaría de Salud: “ellos hablaron de una cantidad que sumaba 2 mil 300 millones de pesos. También tienen fechas fatales, según su lenguaje, una de ellas es mayo. Entonces la idea es de que el lunes pudiéramos iniciar las reuniones con los funcionarios de la Secretaría de Salud y posiblemente con la Secretaría de Hacienda.

“Se señalan las carencias, los problemas en cada instituto, es el reporte que nos hicieron llegar. Se han encontrado espacios de diálogo, en las próximas horas se podrán encontras soluciones entre la Secretaría de Salud, la de Hacienda y los directores de los institutos. Estamos ante la presencia de años acumulados, de colapsos de abandono en el sistema nacional de salud. Tenemos un grave problema que tenemos que enfrentar, este diferendo va a ser solucionado, pero necesitamos ponernos de acuardo para que en el proximo año podamos tener una volumen más elevado de recursos”.

Y es que las 26 instituciones de alta especialidad presentan déficit en el manejo presupuestal para la atención. El Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas reporta 159 millones de pesos; Hospital Juárez de México, 256 millones; Hospital General de México, Eduardo Liceaga, 270 millones; Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, 188 millones; Hospital Regional de Ixtapaluca, 138 millones; Instituto Nacional de Cancerología, 190 millones; Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, 104 millones; Instituto Nacional de Nutrición, 204 millones; Instituto Nacional de Pediatría, 119 millones, entre los de mayor monto.

Así, las condiciones de afectación a cada uno de esos centros son descritos así, en el documento que se hizo llegar a la Comisión de Presupuesto:

Instituto Nacional Hospital Infantil de México Federico Gómez. “Merma Importante del personal operativo básico (limpieza, lavado de ropa hospitalaria, recolección de basura, generación de vapor, planta de luz). Disminución de enfermería, químicos, laboratoristas. Riesgo de incremento de infecciones nosocomiales, Retraso de atención especializada. Disminución en 50 por ciento de cirugías de alta especialidad (oncológicas, trasplantes, neurocirugías, cardiopatías, implantes cocleares, malformaciones congénitas en general)”.

Instituto Nacional de Pediatría. “Dejar de contratar suplencias implica no contar con personal indispensable y competente para la prestación, de manera efectiva, de los servicios médicos; de la generación de conocimiento a través de investigaciones; y, la oportunidad en la formación y capacitación de recursos humanos. El instituto cuenta actualmente con 200 suplencias, el 70 por ciento son de área médica, enfermeras, médicos especialistas con competencias específicas y químicos.”

Entre las consecuencias general derivadas de los recortes y reorganización promovidos por la actual administración federal, se hallan: “cierre de salas y servicios prioritarios de atención: urgencias, cirugía, trasplantes de médula ósea y riñón, aplicación de quimioterapia, e inmunología de corta estancia. No será posible continuar siendo centro de referencia nacional para la atención de pacientes con malformaciones congénitas, cáncer y enfermedades raras, cardiopatías complejas y malformación del sistema nervioso central”.

En el Instituto Nacional de Psiquiatría, Juan Ramón de la Fuente Muñiz, de detecta “partida deficitaria en el presupuesto original; déficit en servicios jurídicos para la defensa laboral, asuntos institucionales, registro y vigencia de patentes, y derechos de autor”. Se dejaron de contratar servicios profesionales en el ámbito de anestesiología, aplicación de terapia eléctrica, nutriología”.

Más de La Jornada

image beaconimage beaconimage beacon