Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Miedo puede ser una secuela de la COVID: experta de la UNAM. ¿Cómo contrarrestarlo?

logotipo de Sin Embargo Sin Embargo 17/01/2022 Redacción/SinEmbargo

La especialista universitaria recomendó mesura ante el alud de datos y mantener la calma en todo lugar, lo cual podría coadyuvar a disminuir el impacto de Ómicron en la salud mental.

Ciudad de México, 16 de enero (SinEmbargo).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que el miedo es una secuela más de la COVID-19 debido a que impacta en el bienestar físico y emocional.

“El riesgo es que nuestra atención se focalice sólo en la pandemia y en la amenaza que nos representa. Si nos colocamos en ese escenario es muy probable que sucumbamos al miedo y soslayemos el entorno. Ese fenómeno es conocido como ‘visión de túnel’, e implica una tendencia a ver sólo lo que tenemos enfrente y volvernos ciegos a lo demás”, refirió la profesora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, Melisa Chávez Guerrero.

Además, la coordinadora de proyectos especiales en la FP especificó que ante la información en cuanto al número de contagios y fallecimientos, la especialista universitaria recomendó mesura ante el alud de datos y mantener la calma en todo lugar, lo cual podría coadyuvar a disminuir el impacto de Ómicron en la salud mental.

También sugirió “darnos un respiro” y realizar otras actividades como ver en televisión algo que nos relaje, armar rompecabezas, convivir con la familia y retomar hábitos.


Vídeo: La SemFYc ve correcto "gripalizar" la covid (EFE America)

SIGUIENTE
SIGUIENTE
La profesora de la Facultad de Medicina, Rocío Tirado Mendoza, expuso que la presencia súbita de una nueva variante que en semanas desplazó a Delta del ámbito epidemiológico, cambió las reglas del juego. Foto: UNAM. © Proporcionado por Sin Embargo La profesora de la Facultad de Medicina, Rocío Tirado Mendoza, expuso que la presencia súbita de una nueva variante que en semanas desplazó a Delta del ámbito epidemiológico, cambió las reglas del juego. Foto: UNAM.

“Eso no implica que desestimemos la severidad de la COVID-19 o que consideremos que, porque nos dijeron que Ómicron es más leve, dejemos de preocuparnos. Es preciso seguir en esta ruta de cuidarnos e incluye atender tanto lo físico como lo mental”, agregó.

Por su parte, la profesora de la Facultad de Medicina, Rocío Tirado Mendoza, expuso que la presencia súbita de una nueva variante que en semanas desplazó a Delta del ámbito epidemiológico, cambió las reglas del juego.

“La aparición de Ómicron fue intempestiva y de ahí que resulte tan desconcertante. ¿En qué sentido?, en que empezó a distribuirse muy rápido y en tiempos mucho más cortos”, lo cual ha provocado que en unos cuantos días tengamos conocimiento de personas conocidas infectadas o bajo sospecha de tener COVID-19, lo cual nos genera una sensación de círculo que se estrecha, advirtió.

Tirado Mendoza enfatizó que la situación actual genera demasiado estrés en la población y se incrementa con la aparición a diario de fake news sobre la COVID-19 y el recibir información confusa incrementa los temores.

Rocío Tirado sugirió no tomar por cierto todo lo que nos llegue sin antes contrastarlo con lo que dicen los expertos.

Más de Sin Embargo

image beaconimage beaconimage beacon