Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Murió Javier Álvarez Fuentes, uno de los más eminentes compositores mexicanos

logotipo de La Jornada La Jornada 25/05/2023 Fabiola Palapa Quijas
Javier Álvarez Fuentes fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2013 y la Medalla de Bellas Artes en 2015. Foto cortesía Instrumenta Oaxaca © Proporcionado por La Jornada Javier Álvarez Fuentes fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2013 y la Medalla de Bellas Artes en 2015. Foto cortesía Instrumenta Oaxaca

Ciudad de México. El compositor y académico Javier Álvarez Fuentes, uno de los músicos mexicanos más relevantes en los ámbitos nacional y extranjero, falleció a los 67 años, informó ayer en sus redes sociales la Secretaría de la Cultura y las Artes del gobierno del estado de Yucatán.

Nacido en la Ciudad de México, Álvarez formó a varias generaciones de creadores y abonó a la vida artística del país y el extranjero. Para el compositor, hacer música significaba quitar, poner, ajustar, repensar, replantear. No es que la obra salga calientita del escritorio y ya quede lista. En la historia de la música no hay partitura que quede perfecta a la primera.

El clarinetista, que desde hace más de una década radicaba en Mérida, afirmaba que en la música cualquier cosa que haga uno como creador debe ser interesante y tener algo significativo para los intérpretes, sea director, solista o cualquier músico de sección. De otra forma, uno tiene perdida la pelea, de antemano la obra no funcionará. Eso lo tengo clarísimo como autor (La Jornada, 9/3/13).

Fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2013 y la Medalla de Bellas Artes en 2015. Sus obras combinan una variedad de estilos musicales internacionales y tradiciones que utilizan instrumentos inusuales y nuevas tecnologías musicales.

Su extenso catálogo, que abarca música para concierto, el cine y la electroacústica, es ejecutado por los más distinguidos solistas, agrupaciones y orquestas del mundo.

En una charla con La Jornada (22/4/15), el director fundador de la Escuela Superior de Artes de Yucatán, convertida en universidad, comentó que no le interesaba la fama y sólo espera que sus obras sobrevivan el rigor del tiempo y sirvan para que otros puedan gozarlas.

En 2014, con motivo de la presentación del álbum de cuatro discos Progresión, de Javier Álvarez, Mario Lavista (1943-2021) sostuvo que su continua y brillante actividad musical lo confirma como uno de los más eminentes compositores de la actualidad. Todos los géneros han sido transitados por él y en cada uno de ellos se revela su destreza y solidez de orden técnico, así como una voz personal que habla, que dice, que explora un amplio abanico de emociones y estados de ánimo.

Académico perseverante

A lo largo de su carrera, Álvarez forjó una larga trayectoria académica e impartió cursos en el Centro Nacional de las Artes y la Escue-la Nacional de Música de la UNAM, fue profesor en el Royal College of Music y en la Guildhall School of Music and Drama en Londres y fundó la licenciatura en artes musicales de la Escuela Superior de Artes de Yucatán.

En diversas ocasiones el compositor comentó que si hubiera más música y más músicos probablemente seríamos una mejor sociedad, creo no equivocarme. La práctica de una actividad artística hace mejores ciudadanos.

Javier Álvarez inició su instrucción en el Conservatorio Nacional de Música, donde estudió con Mario Lavista. En 1981 obtuvo la maestría en teoría y composición de la Universidad de Wisconsin, en Milwaukee, y posteriormente ingresó a la City University de Londres para realizar un doctorado bajo el copatrocinio de la Fundación Félix Mendelssohn, la Fundación RalphVaughn Williams y la London School of Economics.

Fue premiado en 1987 por la Federación Internacional de Música Electroacústica en Francia (por su obra Papalotl); la British Broadcasting Corporation en Inglaterra, y el entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en México.

En 1993 fue nominado al Premio Ariel en las categorías de mejor música de fondo y mejor tema musical por su participación en la película La invención de Cronos, que dirigió Guillermo del Toro. En 2000 la embajada de Austria le otorgó la Medalla Mozart, Capítulo de Excelencia. En 2012 fue nominado a los Premios Grammy.

Más de La Jornada

image beaconimage beaconimage beacon