Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El papa pide que "no se acelere la muerte de los ancianos" por ser "inhumano"

Ciudad del Vaticano, 9 feb (EFE).- (Imagen: Álvaro Padilla) El papa Francisco pidió hoy que "no se acelere la muerte de los ancianos", que son un "símbolo de sabiduría", porque es "inhumano", durante la audiencia general en el Vaticano, en la que también aseguró que no se deben confundir los "cuidados paliativos" con el "suicidio asistido" y que "el ensañamiento terapéutico es inmoral"."Por favor, no aíslen a los ancianos. No aceleren la muerte de los ancianos", rogó el pontífice ante las decenas de personas reunidas en la audiencia general de los miércoles en el Vaticano, cuando se refirió a "un problema social, pero real: el de planificar, entre comillas, no sé si es la palabra correcta -dijo- acelerar la muerte de los ancianos"INCLUYE DECLARACIONES DEL PAPATRAD1: "La llamada cultura del 'bienestar' trata de eliminar la realidad de la muerte, pero de forma dramática la pandemia del coronavirus la ha vuelto a poner en evidencia, ha sido terrible, muchos hermanos y hermanas han perdido a personas queridas sin poder estar cerca de ellas, y esto ha vuelto la muerte todavía más dura de aceptar.Lo que debemos acumular es la caridad, es la capacidad de compartir, de no permanecer indiferentes delante de las necesidades de los otros, qué sentido tiene discutir con un hermano o hermana, con un amigo, o con un familiar...si un día moriremos, de que sirve, enfadarse...con los otros. Delante a la muerte tantas cuestiones se redimensionan. Está bien morir reconciliados, sin dejar rencores y sin arrepentimientosLa muerte llega como un ladrón, por mucho que nosotros intentemos querer tener bajo control su llegada, quizá programando nuestra propia muerte, sigue siendo un evento con el que debemos lidiar y frente al cual también debemos hacer eleccionesNo podemos evitar la muerte, y precisamente por esto, después de haber hecho todo lo que humanamente es posible para cuidar a la persona enferma, resulta inmoral el ensañamiento terapéuticoA la calidad de la muerte misma, del dolor, del sufrimiento. De hecho, debemos estar agradecidos por toda la ayuda que la medicina se está esforzando por dar, para que a través de los llamados 'cuidados paliativos', toda persona que se prepara para vivir el último tramo del camino de su vida, pueda hacerlo de la forma más humana posiblePero debemos estar atentos a no confundir esta ayuda con derivas inaceptables que llevan a matar. Debemos acompañar a la muerte, pero no provocar la muerte o ayudar al suicidio asistido. Recuerdo que se debe privilegiar siempre el derecho al cuidado y para todos, para que los más débiles, en particular los ancianos y los enfermos, nunca sean descartadosDe hecho, la vida es un derecho, no la muerte, que debe ser acogida, no suministrada. Y este principio ético concierne a todos, no solo a los cristianos o a los creyentesA los ancianos que no tienen medios, les dan menos medicinas de las que necesitan. Eso es inhumano. Eso no es ayudarles. Eso es empujarlos a la muerte antes. Y eso no es humano ni cristiano los ancianos deben ser tratados como un tesoro de la Humanidad. Son nuestra sabiduríaPor favor, no aíslen a los ancianos. No aceleren la muerte de los ancianos, acariciar a un anciano con la misma esperanza que acariciar a un niño. Porque el inicio de la vida es el fin...es un misterio siempre, es un misterio que va respetado, acompañado, cuidado, amado" (c) Agencia EFE
image beaconimage beaconimage beacon