Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Netflix, Uber y otras plataformas de servicios digitales se niegan a pagar impuestos en México

logotipo de El Contribuyente El Contribuyente 09/10/2018 José Luis Álvarez
© Proporcionado por Grupo Editorial Vixin S.A. de C.V.

Las plataformas de servicios digitales han logrado evadir al fisco en nuestro país… ¿cuánto tiempo más podrán seguir con ese privilegio?

En México tenemos, fundamentalmente, dos tipos de impuestos: los que gravan las fuentes de riqueza y los que gravan el consumo. Los primeros, como el ISR, se caracterizan por cobrar impuestos directamente de donde los contribuyentes obtienen sus ingresos, como los sueldos o los intereses; los segundos, como el IVA, se cobran de los productos o servicios comprados por los contribuyentes.

En el primero de los casos, el impuesto se cobra a los residentes fiscales; es decir a los contribuyentes que, aunque no sean de nacionalidad mexicana, obtengan su riqueza de nuestro país. En el segundo se grava las compras producidas directamente en suelo mexicano.

El problema es con las plataformas de servicios digitales, como Netflix o Spotify, pues no tienen una residencia física en nuestro país, de modo que no están contempladas en la legislación vigente. Por esta razón el fisco, el SAT, no puede cobrarles ningún tipo de impuesto.

¿Y eso qué?, podrían preguntarse. Un posible problema es que empresas mexicanas que ofrecen servicios análogos están en una desventaja competitiva ante las empresas extranjeras, pues ellas sí tienen que desembolsar una fracción de sus ingresos al fisco.

En el pasado ha habido iniciativas de reformar la Ley del ISR con la finalidad de revertir esta situación, sin embargo, no han prosperado. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentó una iniciativa en la Cámara de Diputados para cobrar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), con una tasa del 3%, a este tipo de servicios.

Como es de esperarse, esta iniciativa no está exenta de detractores. Entre ellos se encuentra Javier Allard, director de la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías. Él argumenta que gravar la industria digital en nuestro país podría entorpecer su crecimiento. Para que nos demos una idea, el sector ha crecido más de 400% en los últimos seis años. Este impuesto, además, al final podría traducirse en un mayor precio para los consumidores finales, los mexicanos.

En otros países actualmente ya se cobra impuestos a las plataformas de servicios digitales. En Colombia, por ejemplo, se cobra un IVA del 19% a los servicios de streaming como Netflix o Spotify. En Argentina, el IVA que tienen que se paga es aún mayor, del 21%.

Para una idea más clara de los pros y los contras de un impuesto a los servicios digitales en México, consulta el artículo sobre este tema en Negocios Inteligentes.

Más noticias en MSN:

El extraño y maravilloso mundo de la tecnología

Más de El Contribuyente

image beaconimage beaconimage beacon