Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Crea UNAM parche para tratar la osteoporosis

logotipo de Salud180 Salud180 06/04/2021 salud180.com
Crea UNAM parche para tratar la osteoporosis. Foto: iStock © salud180.com Crea UNAM parche para tratar la osteoporosis. Foto: iStock

Con la finalidad de disminuir las reacciones adversas de los fármacos y tener una mejor respuesta en el organismo para combatir la osteoporosis, alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron un parche transdérmico con microagujas huecas poliméricas biodegradables, las cuales liberan alendronato de sodio a través de la piel.

 

Parche orgullosamente mexicano

 

La propuesta, realizada por la alumna de la licenciatura en Farmacia, Jessica Aglae Victorino Zúñiga, consiste en la generación de una opción que fuera no invasiva y eficiente, además de aumentar la biodisponibilidad (grado y velocidad con que una forma activa alcanza su sitio de acción) del fármaco.

 

¿Cómo funciona el parche para tratar la osteoporosis?

 

Es un parche transdérmico acoplado a microagujas huecas poliméricas biodegradables, el cual permite suministrar la sustancia clave para el tratamiento de la osteoporosis (alendronato de sodio) a través de la piel en zonas donde no haya mucho vello y evitar que se desprenda, como son las regiones lumbar, abdominal y antebrazo.

 

Galería: Día Mundial del Síndrome de Down: Lo que tienes que saber (StarsInsider)

Con esta medida, se evita las reacciones adversas a nivel esofágico y gástrico que el medicamento genera después de su ingesta.

 

Por su tamaño micrométrico no genera dolor y permite efectuar cualquier actividad sin problema. El paciente lo puede aplicar sin necesidad de apoyo del personal médico. 

 

José Juan Escobar Chávez, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, indicó que la osteoporosis es una enfermedad silenciosa que genera inconsistencia ósea y la gente no lo siente hasta que una caída o movimiento brusco le genera una fractura. 

 

“Desgraciadamente, en la población no existe una cultura de revisar el estado óseo, el cual finalmente es nuestro soporte. Quienes padecieron una fractura de ese tipo tienen 50 por ciento de probabilidad de sufrir la segunda.

 

“La fragilidad ósea es una realidad, el estilo de vida y la misma edad hacen que una persona sea más propensa a ese tipo de situaciones”, declaró.

 

Explicó que con el paso de los años la fragilidad ósea se incrementa y con ello el número de fracturas de cadera, en particular, lo que resulta incapacitante y afecta en forma severa la calidad de vida; en numerosos casos la gente se vuelve dependiente y requiere atención especializada.

 

Escobar Chávez agradeció el apoyo otorgado para esta investigación de los proyectos PAPIIT IG 100220, PAPIME PE 201420 y Conacyt CF-140617 y destacó que ya se solicitó la patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad industrial.

Más de Salud 180

image beaconimage beaconimage beacon