Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

LAS MEJORES HISTORIAS

La diferencia entre un ataque de ansiedad y un ataque de pánico

logotipo de HuffPost HuffPost 31/10/2018
La diferencia entre un ataque de ansiedad y un ataque de pánico © huffingtonpost.com.mx La diferencia entre un ataque de ansiedad y un ataque de pánico

Si sufres de ansiedad, el solo hecho de ver las noticias puede ser suficiente para que te sientas ansioso por un breve tiempo (o incluso por el resto del día, seamos realistas). Otras veces, los sentimientos abrumadores y ansiosos pueden aparecer repentinamente y sin provocación.

Algunas personas se refieren casualmente a los períodos de ansiedad intensa como "ataques de ansiedad"; otros pueden decir que están teniendo un "ataque de pánico". Pero los dos tienen significados completamente diferentes.

Por eso contactamos a expertos para que nos expliquen la diferencia entre tener un ataque de pánico y un ataque de ansiedad y cómo manejar cada uno:

La ansiedad es diferente para cada persona

"Un ataque de pánico es un término clínico, mientras que la ansiedad no", comentó Alice Boyes, autora de The Healthy Mind Toolkit. "Tener un ataque de ansiedad pueden significar diferentes cosas para cada persona".

Christina Boisseau, profesora asociada del departamento de psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, dijo que el término "ataque de ansiedad" generalmente se refiere a una experiencia más específica, a menudo provocada por algo único para el individuo.

"Cuando alguien dice que está teniendo un ataque de ansiedad, es más un término coloquial, pero generalmente se refieren a que están ansiosos por algo que está sucediendo, ya sea con la escuela, el trabajo o sus relaciones".

"Hay un factor estresante identificable. Y cuando las personas se ponen realmente ansiosas o preocupadas, pueden experimentar síntomas físicos intensos de ansiedad, como la aceleración de su corazón y el endurecimiento del pecho".

Los ataques de pánico aparecen de la nada

© Proporcionado por Invent MX S.A.P.I. de C.V.

Si bien la ansiedad es algo que normalmente experimentas con anticipación o en reacción a algo, Boisseau dijo que a menudo se produce un ataque de pánico sin ninguna razón aparente.

"Los ataques de pánico son impulsos inesperados de terror intenso o incomodidad que vienen con algunos síntomas de miedo: tu corazón comienza a acelerarse, estás mareado, te sientes sonrojado o tienes una repentina falta de aire", agregó.

"Los síntomas se agudizan mucho en cuestión de minutos y generalmente no duran tanto". Boyes agregó que algunas personas incluso sufren de ataques de pánico nocturnos, donde se despiertan de un sueño profundo con sentimientos de pánico sin ninguna razón en absoluto.

Y aunque los ataques de pánico pueden pasar más rápidamente que los sentimientos generales de ansiedad, a tu cuerpo le lleva algo de tiempo liberar los químicos y la adrenalina que se acumulan con un ataque de pánico.

El Manual de Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (comúnmente conocido como DSM-5) escrito por la Asociación Americana de Psiquiatría se usa para diagnosticar problemas de salud mental en los Estados Unidos. Según la última edición del DSM-5, un ataque de pánico se caracteriza por cuatro o más de los siguientes síntomas:

  • Palpitaciones
  • Transpirar
  • Temblores musculares
  • Falta de aliento o sensación se sofocación
  • Sensaciones de asfixia
  • Dolor o molestia en el pecho
  • Náuseas o malestar abdominal
  • Mareos o desmayos
  • Desrealización (sentimientos de irrealidad) o despersonalización (sentirse separado de ti mismo)
  • Miedo a perder el control o volverse loco (literalmente sentir como si pudieras perder la cabeza)
  • Miedo a morir
  • Entumeserse o sensación de hormigueo
  • Escalofríos

Si tienes ataques de pánico regulares, puedes tener un trastorno de pánico

Boisseau comentó que la mayoría de las personas sufrirán un ataque de pánico en algún momento de su vida, pero solo del 2 al 3 por ciento de la población desarrollará un trastorno de pánico.

"El trastorno de pánico es básicamente un miedo al miedo", dijo Boisseau. "Las personas que tienen trastorno de pánico tienen miedo de los sentimientos físicos de pánico en sí. Tienen miedo de que algo esté mal con ellos, como si estuvieran muriendo o 'volviéndose locos'. Esencialmente, se preocupan por las implicaciones de tener un ataque de pánico".

"Un trastorno de pánico se caracteriza por el miedo a sufrir ataques de pánico", señaló Boyes. Este temor a esperar a que ocurra un ataque de pánico hace que las personas esquiven lugares específicos (como aviones o espacios cerrados o muy concurridos) o situaciones (como conducir) en las que se han producido ataques antes para evitar que vuelva a ocurrir".

"Piensan para sí mismos: 'Voy a tener un ataque de pánico porque ya he tenido uno antes aquí'', dijo Boisseau. "Pero esa evitación termina por hacerlos más ansiosos a largo plazo".

Cómo manejar la ansiedad y los ataques de pánico

© Proporcionado por Invent MX S.A.P.I. de C.V.

Según Boisseau, ya sea que hayas visto a un especialista y tengas un diagnóstico clínico de ataques de pánico (o trastorno de pánico) o tengas ansiedad y experimentes episodios de estrés intenso, los mecanismos de afrontamiento son similares.

"Desde la perspectiva del tratamiento, no es vital establecer uno si tienes pánico o ansiedad", dijo. Tanto Boisseau como Boyes dijeron que practicar la terapia cognitiva conductual, a menudo llamada TCC, con un experto en salud mental es extremadamente eficaz cuando se trata a alguien que se enfrenta a la ansiedad o ataques de pánico.

La TCC tiene como objetivo abordar los problemas que alguien ha evitado debido a su ansiedad, con la meta de disminuir la ansiedad en estas situaciones a lo largo del tiempo. Boisseau agregó que, en algunos casos, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como Prozac y Zoloft, pueden ayudar con el tratamiento.

Los hábitos de estilo de vida y las técnicas en el momento también pueden ser útiles cuando experimentas un ataque de pánico o un episodio de ansiedad extrema.

"La forma más fácil de lidiar con los sentimientos de ansiedad es practicar la respiración lenta", recomendó Boyes, enfatizando que es importante practicar esta técnica antes de tener un ataque, para que sepas qué hacer en el momento.

"Concéntrate en tu respiración. Actúa como si estuvieras inflando un globo y luego respira lentamente, expulsando todo el aire antes de inhalar normalmente. Haz esto durante unos minutos cuando tengas ansiedad o ataques de pánico para ayudar a cambiar las cosas".

Independientemente de tu terapia o tratamiento, la ansiedad y los ataques de pánico son muy tratables, dijo Boisseau. "Las personas que sufren de ansiedad y pánico pueden lograr grandes avances y mejoras en sus vidas", agregó.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost.

Más noticias en MSN:

Las enfermedades más raras existentes

Más de HuffingtonPost México

image beaconimage beaconimage beacon