Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Demócratas de izquierda acogen a Yellen como líder del Tesoro

logotipo de Bloomberg Bloomberg 11/24/2020 Matthew Boesler

(Bloomberg) -- A inicios del liderazgo de Janet Yellen en la Reserva Federal, manifestantes comenzaron a aparecer fuera de las conferencias de la Fed para exigir que el banco central hiciera más para ayudar a la clase trabajadora estadounidense y a los grupos minoritarios.

Los activistas estaban allí para criticar, pero Yellen terminó ganando su confianza, incluso hasta tal punto que se pronunciaron apoyándola para un segundo mandato, que el presidente Donald Trump le negó. Ahora se ha ganado el respaldo de los demócratas progresistas convirtiéndose en la elección de Joe Biden para servir como la primera secretaria del Tesoro de Estados Unidos.

Yellen, de 74 años, asumirá el cargo en un momento turbulento para la economía de EE.UU., con millones de personas despedidas de sus trabajos por la pandemia y entre los más impactados figuran personas de bajos ingresos, mujeres y poblaciones de color. Incluso las acciones y los mercados han reaccionado con fuerza.

Los demócratas de la izquierda del partido, que podrían causar problemas para los nombramientos de Biden, han estado rechazando a algunos contendientes que se considera tienen vínculos demasiado estrechos con el mundo financiero. Yellen no entra en esa categoría, a juzgar por la rápida aprobación que obtuvo de uno de los principales progresistas el lunes.

‘Excelente opción’

“Janet Yellen sería una excelente opción para secretaria del Tesoro”, dijo la senadora Elizabeth Warren en Twitter el lunes. “Es inteligente, firme y de principios. Como una de las presidentas de la Fed más exitosas de la historia, se ha enfrentado a bancos de Wall Street”.

La reparación de un mercado laboral maltratado, el principal desafío para el equipo económico de Biden, también fue el tema principal del mandato de Yellen como presidenta de la Fed. En ese período, se estaba afianzando una nueva idea de política: mantener las tasas de interés lo suficientemente bajas durante el tiempo necesario para que el motor de creación de empleo se calentara.

A Yellen se le atribuye el mérito de desempeñar un papel clave en ese giro histórico. En un discurso de octubre de 2016, dijo que había “formas plausibles” de que la economía pudiera reparar el daño causado por la recesión de 2007-2009. “El aumento de las ventas comerciales aumentaría casi con certeza la capacidad productiva de la economía al fomentar un gasto de capital adicional”, dijo. “Un mercado laboral ajustado podría atraer a trabajadores potenciales que de otra manera se quedarían al margen”.

Yellen headed the Federal Reserve 2014-2018 © Bloomberg Yellen headed the Federal Reserve 2014-2018

Yellen fue presidenta de la Fed de 2014 a 2018.

Si bien estos discursos avivaron su reputación de “tono suave” en términos de política monetaria, Yellen diseñó una serie de aumentos de tasas a partir de diciembre de 2015. La medida fue criticada por algunos oponentes que argumentaron que no había necesidad de endurecer dado el estado de la inflación.

No obstante, resistió la presión de algunos colegas de actuar más rápido, y finalmente ganó algunos elogios de activistas que vestían camisetas verdes fuera de los foros de la Fed durante su mandato.

Wall Street

La expresidenta de la Fed también ha abogado por muchas de las causas favorecidas por los progresistas. Yellen se ha pronunciado sobre la necesidad de una regulación financiera más estricta. Ha respaldado la inversión para mitigar el impacto del cambio climático, una de las principales plataformas de campaña de Biden, aunque ha criticado el nuevo Acuerdo Verde (New Green Deal) propuesto por demócratas de izquierda como el senador Bernie Sanders, diciendo que es demasiado caro. Defendió los impuestos sobre las emisiones de carbono como un enfoque más práctico basado en el mercado.

Como primera mujer a cargo de la Reserva Federal, impulsó a la institución hacia una mayor diversidad en su propio personal, así como en el rango de personas con las que los banqueros centrales hablan sobre la economía.

“Ella realmente abrió la institución”, dice Dean Baker del Centro de Investigación de Política Económica de tendencia izquierdista. “Ella dijo que no podemos simplemente reunirnos con gente de Wall Street. Tenemos que reunirnos con las personas más afectadas por nuestras políticas”.

Todavía hay defectos en su historial a los ojos de algunos progresistas. En su próximo trabajo, las opiniones de Yellen sobre los déficits presupuestarios podrían ser más importantes que lo que piensa sobre las tasas de interés.

Es una directora del Comité para un Presupuesto Federal Responsable, un grupo de expertos dedicado a advertir sobre los riesgos de una deuda nacional en aumento. Ha argumentado en repetidas ocasiones que las finanzas públicas de EE.UU. deben encaminarse por una vía sostenible.

Fiscal Rescue © Bloomberg Fiscal Rescue

Gasto pandémico dejó a EE.UU. con el mayor déficit presupuestario desde la Segunda Guerra Mundial.

En la crisis del coronavirus, las preocupaciones sobre los déficits presupuestarios quedaron en un segundo plano por US$3 billones de estímulo fiscal que ayudaron a la economía a recuperarse más rápido de lo esperado. Funcionarios de la Fed, sin contar con sus propias herramientas, han estado instando al Gobierno a seguir gastando. En una entrevista de Bloomberg Television el 19 de octubre, Yellen respaldó esa perspectiva.

“Si bien la pandemia todavía está afectando seriamente la economía, necesitamos continuar con el apoyo fiscal extraordinario, pero incluso más allá de eso creo que será necesario”, dijo.

Eso sugiere que es poco probable que Yellen priorice la reducción del presupuesto en el corto plazo.

‘Fórmula de los 90’

“Creo que sería realmente buena en este momento de crisis para presionar por más”, dijo Sam Bell, que dirige Employ America, una organización que ejerce presión sobre nombramientos de la Fed a favor de los trabajadores. A largo plazo, dijo: “Estoy un poco preocupado por lo que podría llamarse la fórmula de los 90, que consideraba la reducción del déficit como una prioridad clave”.

Los secretarios del Tesoro no tienen control directo sobre la política fiscal, aunque algunos han dejado su sello en ella. Y en una Administración de Biden que podría tener que aprobar la política a través de un Senado controlado por los republicanos, las negociaciones clave sobre el gasto del Gobierno y los impuestos podrían tener lugar en otros espacios.

Ese entorno político será una prueba para Yellen, según Josh Bivens, director de investigación del progresista Economic Policy Institute, quien dice que en general acoge su nombramiento porque “obviamente está muy calificada para este puesto”.

“Mi única pequeña preocupación es su voluntad de utilizar todas las palancas de poder posibles dentro del Tesoro para efectuar un cambio audaz y progresivo”, dijo Bivens. “Tengo la sensación de que gran parte de su carrera política ha implicado la búsqueda de consenso. Simplemente no estamos en una era de consenso”.

Nota Original:

Yellen at Treasury Ticks Enough Boxes for Left-Leaning Democrats

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2020 Bloomberg L.P.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon