Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El activismo internacional se moviliza por el caso de la concejala de Brasil asesinada

logotipo de Agencia EFEAgencia EFE 3/13/2019 Agencia EFE

Río de Janeiro, 13 mar (EFE).- El activismo internacional se ha movilizado este miércoles en Río de Janeiro por el caso de la concejala y defensora de Derechos Humanos brasileña Marielle Franco, asesinada brutalmente a tiros el pasado 14 de marzo en la ciudad brasileña.

En un acto frente al Palacio de Guanabara, representantes de la Amnistia Internacional (AI), incluida la directora ejecutiva de la ONG, Margaret Huang, se reunieron para pedir justicia por Marielle, asesinada junto con el motorista Anderson Gomes hace casi un año, a la salida de un acto en el centro de la ciudad.

Huang acudió al gigante sudamericano para mostrar el apoyo de la comunidad internacional al caso de Marielle Franco, cuyo asesinato conmocionó al país y al mundo y convirtió a la activista en una de las principales protagonistas de la historia reciente de Brasil y de la defensa de los Derechos Humanos.

"El asesinato de Marielle no sólo fue una amenaza a los líderes políticos de Brasil sino también a los defensores de derechos humanos de todo el mundo", afirmó Huang.

La representante estadounidense explicó a Efe que el impacto del asesinato de Marielle a nivel mundial es "enorme", ya que la concejala brasileña luchaba por los marginados, los descendientes africanos, el colectivo LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales), y con eso levantaba el activismo a nivel mundial.

Como muestra de ello, AI reunió cerca de 800.000 firmas procedentes de 45 países, para pedir "justicia" por el asesinato, "un abuso contra los derechos humanos".

El activismo internacional se moviliza por el caso de la concejala de Brasil asesinada: La directora de la Amnistía Internacional de Estados Unidos Margaret Huang (i), la directora de Amnistia Internaconal en Brasil Jurema Werneck (c) y la madre de Marielle Franco, Marinete Silva (d), posan junto a una instalación en la que se lee: "¿Quién mató a Marielle?" este miércoles, frente al Palacio de Guanabara sede del gobierno de Río de Janeiro (Brasil). EFE © Agencia EFE La directora de la Amnistía Internacional de Estados Unidos Margaret Huang (i), la directora de Amnistia Internaconal en Brasil Jurema Werneck (c) y la madre de Marielle Franco, Marinete Silva (d), posan junto a una instalación en la que se lee: "¿Quién mató a Marielle?" este miércoles, frente al Palacio de Guanabara sede del gobierno de Río de Janeiro (Brasil). EFE

"La gente está asustada, la política usa el miedo para eliminar los derechos humanos pero cuando nos organizamos y luchamos juntos demostramos que son más importantes y que a largo plazo van a ganar", apuntó Huang.

El pasado lunes, se produjeron las primeras detenciones del caso tras casi un año de investigaciones, y dos exagentes de la Policía Militar fueron acusados formalmente de haber sido los autores del asesinato de la icónica concejala.

Sin embargo, hay una pregunta que sigue en el aire: ¿quién ejecutó la orden de matar a Marielle?, asesinada por causa de sus acciones políticas.

En este sentido, Huang declaró que ante el crecimiento de las ideas conservadoras y el auge de las políticas de ultraderecha, con la llegada al poder de líderes como Donald Trump en Estados Unidos o Jair Bolsonaro en Brasil, los defensores de derechos humanos están siendo atacados en muchos países, por lo que el activismo tiene que "organizarse, apoyarse y mostrar su solidaridad".

"Muchos políticos han estado ansiosos sobre la investigación de Marielle y las detenciones (de dos involucrados en el crimen) ayer solo son el primer paso, hace falta saber quién mandó matarla", añadió.

Por su parte, la directora ejecutiva de AI en Brasil, Jurema Werneck, se mostró optimista con respecto a la defensa de los derechos humanos a nivel mundial.

A pesar de ser consciente de que hay un debate intenso sobre el tema tras el crecimiento de la ultraderecha, Werneck cree que hay una gran parte de la población mundial que "lucha para que eso no implique un retroceso en materia de Derechos Humanos y que no acepta que se mate y que se amenace".

Franco (1979-2018) era una mujer negra, lesbiana, procedente de una favela, militante del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y defensora de los derechos de las minorías, por lo que su crimen provocó gran indignación en Brasil y condenas en el exterior.

Sandra Carnota Mallón

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon