Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cada vez más centros de datos en Europa, pese a críticas medioambientales

logotipo de dw.com dw.com 13/09/2021 Arthur Sullivan
Los centros de datos son clave para la economía digital, pero consumen enormes cantidades de energía. © Proporcionado por dw.com Los centros de datos son clave para la economía digital, pero consumen enormes cantidades de energía.

La gente en todo el mundo ha pasado decenas de miles de millones de horas en Zoom, Netflix y todo tipo de aplicaciones online durante los últimos 18 meses.

Pero un desplazamiento masivo al mundo virtual requiere mucho espacio en el mundo físico. Eso significa: centros de datos. Estos edificios y almacenes guardan datos y diversas aplicaciones críticas utilizadas por empresas de diversos tamaños, y no solo por los grandes gigantes tecnológicos.

No destacan por su belleza o individualidad, repletas como están de filas de ordenadores, servidores, procesadores y routers. Pero son más necesarias que nunca, ya que la vida económica se mueve cada vez más de manera digital.

En todo el mundo, la demanda de centros de datos está en auge. Se prevé que el mercado estadounidense de centros de datos crezca un 14% en 2021 en términos de capacidad de megavatios, según CBRE, una consultora inmobiliaria. La India está experimentando un enorme aumento de la demanda de centros de datos, ya que el uso de Internet está creciendo rápidamente entre los 1.400 millones de habitantes del país.

SIGUIENTE
SIGUIENTE

En Europa, el mercado está creciendo con especial rapidez. El primer trimestre de 2021 no tuvo precedentes en cuanto a la cantidad de espacio alquilado para centros de datos, en gran parte para centros de datos aún en fase de construcción.

"El sector ha tenido una trayectoria de crecimiento fenomenal desde 2016", afirma a DW Andrew Jay, jefe de Soluciones de Centros de Datos de CBRE. "A pesar de algunos retrasos en la construcción al principio, la pandemia ha acelerado el crecimiento de la oferta de centros de datos".

Problemas con la energía y el agua

La necesidad de más espacio de almacenamiento de datos no va a ceder. La tecnología del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), presente, por ejemplo, en los coches autodirigidos, está impulsando el mercado. Y lo mismo pasa con el rápido aumento de la demanda de servicios de computación en la nube en varios sectores.

Además, la pandemia aceleró muchas tendencias previas, como el trabajo a distancia y el comercio electrónico. La creciente digitalización de la economía mundial ayuda a explicar por qué los centros de datos han adquirido tanta importancia.

Sin embargo, el impacto medioambiental de los centros de datos ha sido objeto de críticas. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), los centros de datos representan actualmente alrededor del 1 por ciento del consumo mundial de electricidad.

Además, utilizan enormes cantidades de agua para tratar de mantener las instalaciones frescas. Esto ha generado controversia en Estados Unidos, donde empresas como Google y Amazon utilizan miles de millones de galones de agua.

George Kamiya, analista de la AIE, afirma que esta es un área en la que el sector de los centros de datos "sin duda puede hacer más", junto con la descarbonización de las cadenas de suministro, la reducción de los residuos electrónicos y el desarrollo de tecnologías aún más eficientes desde el punto de vista energético. Sin embargo, señala que la industria ha hecho grandes progresos en términos de eficiencia energética global en la última década.

"El uso global de energía por parte de los centros de datos se ha mantenido más o menos estable, mientras que el tráfico global de Internet se multiplicó por doce en el mismo período", destaca Kamiya. "Algunos de los grandes operadores de centros de datos son también algunos de los mayores compradores de energía renovable, lo que ayuda a mitigar la huella de carbono general de los centros de datos".

Crecimiento en Europa

En este momento, se están construyendo centros de datos en grandes cantidades en toda Europa. Varias empresas estadounidenses de centros de datos, como CyrusOne y Vantage, han realizado grandes inversiones en el continente. Vantage está desarrollando grandes campus de centros de datos en varias ciudades europeas, como en Ludwigsfelde, en las afueras de Berlín.

Mientras que gigantes de la tecnología como Google, Amazon y Microsoft destacan por sus propios centros de datos a "hiperescala", una parte importante del mercado europeo está ocupada por los llamados centros de datos de "colocación", gestionados por empresas especializadas en la gestión de centros de datos y alquilados a otras diversas empresas.

Según la consultora DCP, los ingresos generados por los centros de datos europeos ascenderán a unos 15.000 millones de euros en 2024, lo que supone un aumento del 46% respecto a 2020.

Las sedes tradicionales para los centros de datos en Europa son los conocidos como mercados FLAP (Fráncfort, Londres, Ámsterdam y París), pero Dublín se está añadiendo cada vez más a esa lista. Pero Andrew Jay advierte que hay otros mercados creciendo rápidamente. Es el caso Berlín, donde la demanda de servicios de computación en nube a hiperescala está cambiando la dinámica. "Microsoft, Amazon, Apple y otros utilizan Berlín como nudo de conectividad, y sospechamos que con el tiempo veremos a estos proveedores ampliar su huella en este mercado." (gg/rml)

Autor: Arthur Sullivan

More from Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon