Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La clave definitiva para una vida sexual satisfactoria

StarsInsider Logotipo Por Stars Insider de StarsInsider | Diapositiva 1 de 27: El día a día de los primeros humanos exigía un nivel de actividad física muy diferente al actual. Nuestros primeros ancestros se aseguraron la preservación de la especie haciendo el esfuerzo de buscar un techo cada noche, buscando la seguridad necesaria para los más frágiles, rastreando fuentes de agua potable y, sobre todo, practicando sexo. Los humanos siempre han estado en movimiento, buscando nuevos asentamientos, huyendo de depredadores, cazando a sus presas o construyendo. Sin una gran dosis de esfuerzo físico, nuestra especie estaría extinta desde hace milenios.Sin embargo, nunca hemos sido tan sedentarios como lo somos ahora, al mismo tiempo que nuestra dieta nunca incluyó tantos químicos como en la actualidad. Nuestra vida sexual, por dichos motivos, está empezando a sufrir las consecuencias.Ya no dependemos tanto del ejercicio físico para nuestra supervivencia, que a su vez está mucho más asegurada que hace varios milenios, pero eso no quiere decir que no necesitemos ejercitarnos. Poner nuestra mente y nuestro cuerpo en movimiento nos ayudará a regular nuestro metabolismo, mejorar el flujo sanguíneo, eliminar residuos en el sudor o tener una mejor actividad sexual, entre otros efectos.¿Cuándo fue la última vez que aguantaste una posición sexual durante varios minutos y sin cansarte? Nuestra vida íntima necesita de un cierto nivel de forma física y en esta galería te vamos a contar cómo alcanzarlo, así como las mejoras que comenzarás a notar tras hacer ejercicio regularmente. ¡Haz clic!

La clave definitiva para una vida sexual satisfactoria

El día a día de los primeros humanos exigía un nivel de actividad física muy diferente al actual. Nuestros primeros ancestros se aseguraron la preservación de la especie haciendo el esfuerzo de buscar un techo cada noche, buscando la seguridad necesaria para los más frágiles, rastreando fuentes de agua potable y, sobre todo, practicando sexo. 

Los humanos siempre han estado en movimiento, buscando nuevos asentamientos, huyendo de depredadores, cazando a sus presas o construyendo. Sin una gran dosis de esfuerzo físico, nuestra especie estaría extinta desde hace milenios.

Sin embargo, nunca hemos sido tan sedentarios como lo somos ahora, al mismo tiempo que nuestra dieta nunca incluyó tantos químicos como en la actualidad. Nuestra vida sexual, por dichos motivos, está empezando a sufrir las consecuencias.

Ya no dependemos tanto del ejercicio físico para nuestra supervivencia, que a su vez está mucho más asegurada que hace varios milenios, pero eso no quiere decir que no necesitemos ejercitarnos. Poner nuestra mente y nuestro cuerpo en movimiento nos ayudará a regular nuestro metabolismo, mejorar el flujo sanguíneo, eliminar residuos en el sudor o tener una mejor actividad sexual, entre otros efectos.

¿Cuándo fue la última vez que aguantaste una posición sexual durante varios minutos y sin cansarte? Nuestra vida íntima necesita de un cierto nivel de forma física y en esta galería te vamos a contar cómo alcanzarlo, así como las mejoras que comenzarás a notar tras hacer ejercicio regularmente. ¡Haz clic!

© Shutterstock

Más de StarsInsider

image beaconimage beaconimage beacon