Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los intereses políticos detrás de la vacuna rusa: ¿por qué Israel quiere adquirir la Sputnik V?

logotipo de Ynet Español Ynet Español hace 2 días Agencia AJN - Adaptado por Juan Martín Fernández

Hace tres meses, Rusia anunció que comenzaba la producción masiva de su vacuna nacional contra el coronavirus, la Sputnik V. Según el propio Vladímir Putin, tiene una efectividad del 92%, fue probada en 16.000 personas y ninguna de ellas presentó efectos adversos.

A pesar de que fue puesta en duda y no recibió autorización de organismos científicos occidentales, el Estado judío estudia la posibilidad de adquirir miles de dosis. Según un informe periodístico, la razón de la transacción no sería por cuestiones sanitarias, sino más bien políticas y diplomáticas.

Putin aseguró que tiene una efectividad del 92%. © Agencia AJN Putin aseguró que tiene una efectividad del 92%.

Las relaciones con Moscú son de gran importancia geopolítica para Jerusalem, por lo que Benjamín Netanyahu cree que debe manifestar interés en la vacuna rusa. Con la derrota de Donald Trump en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, las relaciones con otros líderes mundiales se volvieron prioridad para el primer ministro.

Sin embargo, desde el Ministerio de Salud destacaron que, por el momento, las dosis permanecerán almacenadas en depósitos y que no serán administradas a la población. “No le administraremos la vacuna a los israelíes, no los pondremos en peligro”, indicaron.

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante la reunión virtual con sus homólogos de Irán y Turquía. © MCT El presidente ruso, Vladimir Putin, durante la reunión virtual con sus homólogos de Irán y Turquía.

Según un comunicado publicado este miércoles por los desarrolladores de la Sputnik V, los resultados preliminares de la última fase de pruebas clínicas de la misma sugieren que tiene una efectividad del 92%. La estimación se basa en datos preliminares de un ensayo clínico en el que participan 40.000 voluntarios, de los cuales 16.000 ya han recibido las dos dosis.

Más específicamente, fue “calculada con base en los 20 casos confirmados de COVID-19 divididos entre individuos vacunados y aquellos que recibieron el placebo”, se lee en el comunicado, suscrito por el Centro Gamalaya de Investigación en Epidemiología y Microbiología y el Fondo Ruso de Inversión Directa.

Ynet Español

image beaconimage beaconimage beacon