Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bajo presión, los talibanes se reúnen con representantes de la UE y EE. UU.

logotipo de El Tiempo El Tiempo 12/10/2021
Los talibanes Shahabuddin Delawar (izq.), Amir Khan Muttaqi y Khairullah Khairkhwa (der.) en Doha © KARIM JAAFAR / AFP Los talibanes Shahabuddin Delawar (izq.), Amir Khan Muttaqi y Khairullah Khairkhwa (der.) en Doha

El encuentro en Doha parte del esfuerzo por sacar a Afganistán de su aislamiento internacional.

Los talibanes iniciaron este martes en Doha una reunión con representantes de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos como parte del esfuerzo diplomático por sacar a Afganistán de su aislamiento internacional.

(Le puede interesar: La ONU denuncia promesas incumplidas de talibanes a mujeres y niñas)

El nuevo régimen de Afganistán busca reconocimiento internacional y ayuda para evitar un desastre humanitario, tras haber retomado el poder el pasado agosto, cuando las tropas estadounidenses abandonaron el país al cabo de 20 años de guerra.Los representantes estadounidenses y europeos iniciaron este martes por la mañana una reunión con delegados talibanes en la capital catarí, observó un fotógrafo de la AFP.(

Lea aquí: Al menos 55 muertos en un atentado suicida en una mezquita de Afganistán)

Según la portavoz de la UE, Nabila Massrali, el intercambio debería "permitir a Estados Unidos y a los europeos abordar problemas" como la libertad de desplazamiento para las personas que quieran salir de Afganistán, el acceso a ayuda humanitaria, los derechos de las mujeres o impedir que el país se convierta en un santuario para grupos "terroristas". "Se trata de un intercambio informal, a nivel técnico. No constituye un reconocimiento del 'gobierno interino'", explicó.

Los talibanes necesitan aliados ante la compleja situación de la economía afgana, afectada por la interrupción de las ayudas internacionales, la subida del precio de los alimentos y el creciente desempleo. Su gobierno, que no ha sido reconocido por otros países, también enfrenta la amenaza del grupo Estado Islámico-Khorasan (EI-K), que perpetuó varios ataques mortales en el país. "Queremos tener una relación positiva con todo el mundo", señaló el lunes en Doha el ministro interino de Relaciones Exteriores de Afganistán, Amir Khan Muttaqi. "Creemos en relaciones internacionales equilibradas. Creemos que dichas relaciones equilibradas pueden salvar a Afganistán de la inestabilidad", añadió. Los talibanes ya se reunieron con representantes del gobierno alemán y con un parlamentario británico, indicó Muttaqi.

(Lea también: Alerta por amenaza de seguridad en los hoteles de Afganistán)

El enviado de Qatar para la lucha contra el terrorismo, Mutlaq al-Qahtani (izq), se da la mano con el cofundador de los talibanes, Mullah Abdul Ghani Baradar, en Catar, Doha, el 12 de octubre de 2021. KARIM JAAFAR / AFP © Proporcionado por El Tiempo El enviado de Qatar para la lucha contra el terrorismo, Mutlaq al-Qahtani (izq), se da la mano con el cofundador de los talibanes, Mullah Abdul Ghani Baradar, en Catar, Doha, el 12 de octubre de 2021. KARIM JAAFAR / AFP

Detener un 'hundimiento'

La UE busca prevenir un "hundimiento" del país asiático, declaró el jefe de la diplomacia europea, el español Josep Borrell, al salir de una reunión ministerial. "No podemos contentarnos con mirar y esperar". "Tenemos que actuar, y rápidamente", añadió. Para la comunidad internacional, se trata de un equilibrio difícil dar respaldo a los afganos sin parecer que apoya al gobierno talibán. Este martes, los líderes del G20 debían celebrar una cumbre virtual para hablar sobre la situación humanitaria y de seguridad de Afganistán. No quedó claro si en la reunión, organizada por Italia, que ocupa la presidencia rotativa del grupo de las 20 potencias económicas, participarían todos los líderes del grupo, que incluye a Estados Unidos, la Unión Europea, China, Turquía, Arabia Saudita y Rusia. Pero un alto cargo del gobierno italiano dijo que, principalmente, intervendrían "jefes de Estado y de gobierno".

(Lea aquí: Líderes mundiales convocan dos cumbres para abordar la crisis en Afganistán)

Diplomáticos extranjeros y la delegación de los talibanes en la capital de Catar, Doha, el 12 de octubre de 2021. KARIM JAAFAR / AFP © Proporcionado por El Tiempo Diplomáticos extranjeros y la delegación de los talibanes en la capital de Catar, Doha, el 12 de octubre de 2021. KARIM JAAFAR / AFP

Alarma

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, urgió al mundo donar más dinero a Afganistán para evitar su colapso económico, pero también criticó el incumplimiento de las promesas de los talibanes sobre los derechos de las mujeres y niñas, tras los abusos cometidos durante su primer gobierno, de 1996 a 2001. "Estoy especialmente alarmado de ver que las promesas hechas a las mujeres y niñas de Afganistán por los talibanes fueron rotas", dijo el secretario general de la ONU a periodistas. Los varones afganos pudieron regresar a la enseñanza secundaria tres semanas atrás, pero las alumnas debieron permanecer en casa, al igual que las educadoras, en gran parte del país. Solo se les permite ir a escuelas primarias. Muttaqi justificó la exclusión al señalar que las escuelas estaban cerradas por el covid-19, pero acotó que las restricciones se aliviaron.

Los miembros de la delegación talibán Shahabuddin Delawar (izq.), Amir Khan Muttaqi y Khairullah Khairkhwa (der.) Se reúnen con diplomáticos extranjeros en la capital de Catar, Doha. KARIM JAAFAR / AFP © Proporcionado por El Tiempo Los miembros de la delegación talibán Shahabuddin Delawar (izq.), Amir Khan Muttaqi y Khairullah Khairkhwa (der.) Se reúnen con diplomáticos extranjeros en la capital de Catar, Doha. KARIM JAAFAR / AFP

Rechazó además que exista discriminación contra la comunidad chiita y aseguró que el grupo EI-K fue controlado. "Hemos tenido muchos resultados positivos (...) Suns tentativas fueron neutralizadas en un 98 por ciento", sostuvo Muttaqi. Sin embargo, el EI-K se atribuyó el atentado explosivo contra una mezquita chiita que dejó más de 60 muertos el viernes, el ataque más mortal desde que los talibanes retomaron el poder. La difícil situación de seguridad quedó en evidencia cuando Estados Unidos y Reino Unido pidieron a sus nacionales evitar los hoteles de Afganistán por "amenazas de seguridad".

Este martes, España tenía previsto realizar un segundo vuelo de evacuación de afganos, después de que el lunes aterrizara cerca de Madrid un avión con 84 refugiados de ese país. España evacuó de Kabul a 2.206 personas, en su inmensa mayoría afganos, de los cuales 1.671 eran colaboradores que trabajaron para España.

Video relacionado (AFP)

SIGUIENTE
SIGUIENTE

AFP

Más en eltiempo.com

image beaconimage beaconimage beacon