Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estos cuatro fármacos son inútiles para combatir el Covid según la OMS; el Sars-Cov-2 sobrevive 28 días en tu celular y pasaremos de una pandemia a una sindemia: tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

logotipo de La Tercera La Tercera hace 6 días Patricio Lazcano
Foto: Reuters © MaCabe Brown / The Gleaner Foto: Reuters

1. Estos cuatro fármacos son inútiles para combatir el Covid según la OMS

Remdesivir fue considerado como uno de los tratamientos más prometedores contra la Covid-19. Pero a 10 meses de desatada la actual pandemia de coronavirus, es, junto a otros tres fármacos, ser muy poco efectivo para prevenir la muerte por la infección, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El polémico fármaco incluso se había convertido en un estándar de atención en varios países, incluído Estados Unidos.

Diseñado originalmente como tratamiento para el virus del ébola, el Remdesivir formó parte del cóctel experimental administrado al presidente estadounidense Donald Trump tras haber contraído el coronavirus el mes pasado.

Pero la OMS lo invalidó a través de un estudio publicado en medRxiv, donde se analizaron los efectos en más de 11 mil personas en 30 países, 2.750 de las cuales fueron seleccionadas al azar para obtener Remdesivir. El resto recibió el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina, interferón, la combinación antiviral lopinavir-ritonavir o simplemente la atención habitual. Estos últimos medicamentos ya habían sido descartados en gran medida para la Covid-19 en estudios anteriores, no así el Remdesivir.

Remdisivir. © Sanghyun Nam v�a Yonhap / Latin Remdisivir.

La investigación mostró que las tasas de muerte después de 28 días o la necesidad de necesitar respirador artificial y el tiempo en el hospital fueron relativamente similares para quienes recibieron Remdesivir versus la atención habitual.

El medicamento “parece tener poco o ningún efecto en los hospitalizados por Covid-19, como indican los índices de mortalidad, de inicio de asistencia respiratoria o de duración de estancia hospitalaria”, explicó el estudio.

“La gran historia es que el Remdesivir no produce un impacto significativo en la supervivencia”, resumió Martin Landray, profesor de la Universidad de Oxford, que dirigió otras investigaciones sobre el tratamiento del coronavirus.

2. El Sars-Cov-2 puede sobrevivir 28 días en tu celular

La ciencia sabía que los virus sobreviven mucho tiempo en distintas superficies. Por ello, era esperable que el Sars-CoV-2 se comportara de manera similar.

Lo que los científicos no sabían era lo mucho que podía resistir en algunas superficies en particular. Ahora una investigación financiada por la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO) de Australia, descubrieron que el Sars-CoV-2 puede sobrevivir hasta 28 días en superficies comunes, incluidos billetes, vidrio, como el que se encuentra en las pantallas de los teléfonos móviles, y acero inoxidable.

La foto muestra a un usuario limpiando su teléfono móvil © Proporcionado por Que Pasa La foto muestra a un usuario limpiando su teléfono móvil

La investigación, realizada en el Centro Australiano para la Preparación de Enfermedades (ACDP) en Geelong, encontró que el Sars-CoV-2 sobrevivió más tiempo a temperaturas más bajas, en superficies lisas o no porosas como vidrio, acero inoxidable y vinilo, más que en superficies complejas porosas como el algodón. También sobrevivió más tiempo en billetes de papel que en billetes de plástico.

“Establecer cuánto tiempo el virus permanece realmente viable en las superficies nos permite predecir y mitigar con mayor precisión su propagación, y proteger mejor a nuestra gente”, señaló en un comunicado director ejecutivo de CSIRO, Larry Marshall sobre el estudio publicado en Virology Journal.

Los científicos también realizaron experimentos a 30 °C y 40 °C, y comprobaron que los tiempos de supervivencia disminuyeron a medida que aumentaba la temperatura.

El estudio también se llevó a cabo en la oscuridad para eliminar el efecto de la luz ultravioleta, ya que las investigaciones han demostrado que la luz solar directa puede inactivar rápidamente el virus.

En esas condiciones determinaron que a los 20 °C en el algodón dura menos de 14 días. A esa temperatura, el caso del vidrio, acero, vinilo, papel y billetes plásticos era hasta 28 días.

Al aumentar la temperatura a 30 °C, en los billetes de papel duraba entre 14 a 21 días, en tanto en vidrio, acero y billetes de plástico siete días.

A los 40 °C, en algodón duraba menos de 16 horas, en vidrio, acero y billetes de plástico 24 horas, y en plástico 48 horas.

3. Pasaremos de una pandemia a una sindemia

El término sindemia fue acuñado por el antropólogo médico Merrill Singer en los años 90 y rescatado por Richard Horton, médico y editor de The Lancet, en una editorial en la revista médica. Según este científico, la actual crisis sanitaria pasará de ser una pandemia a una sindemia.

Según la definición de Singer, la sindemia es una confluencia de enfermedades y factores sociales, que agravan los efectos de cada patología en un escenario de emergencia sanitaria.

Horton explicó que aunque se hable de sindemia no significa que hablar de pandemia sea erróneo, o que sea necesariamente más grave, tiene que ver con un enfoque diferente. “Una sindemia se refiere a cuando se agregan distintas enfermedades o condiciones de salud, y que dadas sus características biológicas interaccionan entre sí y con otras condiciones sociales, haciendo que el daño de cada una de ellas o de todas aumente o se exacerbe en ciertos grupos”, explicó Lorena Hoffmeister, directora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Mayor, entrevistada por Qué Pasa.

Horton en el artículo “Covid-19 is not a pandemic” (“El Covid-19 no es una pandemia”), explicó que vivimos una sindemia porque están interactuando dos categorías de enfermedades que ahondan la gravedad de la situación social y sanitaria mundial.

Por un lado, el virus respiratorio Sars-CoV-2, que genera el Covid-19, y por otro, un grupo de patologías no contagiosas que complican la primera: hipertensión, obesidad, cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

“La suma de estas enfermedades en el contexto de la desigualdad provoca el agravamiento de cada una de ellas por separado”, señaló Horton.

El médico añadió que la consecuencia más importante de considerar el Covid-19 como una sindemia, “implica subrayar su origen social, poniendo la lupa sobre la vulnerabilidad que sufren las personas ancianas, minorías étnicas y trabajadores esenciales”.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon