Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las infusiones utilizadas en América Latina como antiinflamatorios y antioxidantes frente a la oleada de covid-19

logotipo de Metro Metro 13/01/2022 Eva Acosta

En Ecuador es el té de jenjibre con limón y canela; en Perú el de kion, con limón y miel, algunos le ponen ajo; en Colombia el te de jenjibre con unas gotitas de aceite de oliva o aceite de coco; los argentinos preparan el té o jugo de manzana caliente como un remedio contra el resfriado y los mexicanos beben la ‘aguita’ de mielenrama o de hojas de guayaba, que ayuda a bajar la fiebre, limpiar los pulmones y estabilizar la temperatura corporal, dicen.

Toda América Latina tiene sus infusiones antiinflamatorios y antioxidantes, utilizadas también por la medicina funcional, bedidas con las que los latinos le están haciendo frente a la oleada de covid-19, influenza o gripe.

En Ecuador, por ejemplo, las familias preparan el té de jenjibre y le agregan, limón, canela y hojas de eucalipto. Esta infusión se la bebe muy caliente durante todo el día, pero en las mañanas es utilizada para hacer gárgaras y limpiar la garganta.

“Todas las semanas, el lunes preferencialmente, voy al mercado a comprar las especies para el té de jenjibre y limón, ese ha sido el que nos ha ayudado mucho en casa por las gripe. Mi papi tuvo covid y con ese té cada día iba mejorando”, comparte Martha Zamora, moradora de Sauces 3, en Guayaquil - Ecuador.

archivo © Proporcionado por Metro archivo

En Perú es similar la situación, porque en la capital Lima es común la venta de especies, plantas medicinales en los mercados de la ciudad. Los peruanos por estos días beben mucho el té de asmalchica.

“Hay una hierba que se llama asmachilca que también se usa para curar el asma y la bronquitis. La verdad que con la llegada del covid muchos recurren a remedios naturales. Personalmente siempre tomo té con limón, miel y polen cuando estoy resfriada”, comparte la peruana Lorena Salhuana, desde Lima.

En México se dice que para los cuadros de covid-19 variante Delta es recomendable el té de hojas de guayaba. Esta planta está sembrada en los parques o zonas públicas de CDMX.

“Aquí en México es muy común el té de hoja de guayaba, la encuentras en los parques y puedes tomar las hojas que necesites sin problema. Primero limpias las hojas. Si el té es para un adulto, tomas 12 hojas para dos litros de agua; para un niño se necesita una hoja en una tacita de agua caliente. Eso te limpia los pulmones, sobre todo los casos de covid delta, además, es un anticoagulante”, comparte la mexicana Itzel Cabrera, habitante de Ciudad de México.

Volver a reproducir video

Los argentinos se inclinan más por las infusiones de frutas como el te hervido de manzana, naranja o frutos rojos. “Tenemos té para todos los dolores, pero para las gripes que estamos atravesando tomamos el de manzana hervida o el de naranja, son muy buenos por la vitamina C”, comparte Exequiel Guirretti, quien vive en Mendoza.

En Colombia el té de limón, pero también frutas como naranja, mandarina y pitahaya. La colombiana Angélica Hurtado, quien vive en Medellín, comparte que en el país se bebe mucho el té de limón para prevenir la gripe. “El té de jenjibre con ajo bien caliente, después de bebérselo nos cubrimos mucho la garganta para conservar la temperatura”, cuenta.

Y en Bolivia tienen varias recetas. Una de las más usadas hoy son los jarabes de cebolla, dice Lizhy Flores. “Cebollas rojas, ajo, jengibre, limón, miel. Todo hay que licuarlo, lo pueden refrigerar en un envase de vidrio y eso toma entre 2 a 3 cuaradas en la mañana o en la noche. Eso refuerza el sistema inmunológico”, explica Flores.

Estas infusiones son históricas, muchas de ellas desde la época de los imperios. Lo cierto es que hoy son miles y miles los testimonios de familias que relatan como las infusiones les han ayudado a prevenir o sobrepasar las enfermedades infecciosas.

Té verde

Es uno de los más populares antioxidantes reconocidos científicamente, porque puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas, combatir la inflamación y el estrés oxidativo, gracias a que es una poderosa fuente de polifenoles. La nutricionista Nieves Cuesta le dijo a la revista Vogue que además de combatir la inflamación, el té verde activa el metabolismo.

“Las hierbas ricas en antioxidantes como el romero son poderosos antiinflamatorio que se puedes usar de forma tópica como tratamiento efectivo, se lo aplica sobre las zonas afectadas”, concluye el naturópata Txumari Alfaro.

Más de Metro

image beaconimage beaconimage beacon