Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo entrenar (bien) en una bici estática

logotipo de ELLE ELLE 17/06/2020 Por Blanca Del Río
© Steve Prezant

El día en que te llega tu bici estática a casa es EL DÍA. Ese en el que te prometes que, ahora sí, es el momento de ponerse las pilas. Al menos, para amortizar el desembolso. Después te subes y empiezas a pedalear y así el día 2, el 3… y a partir del 4 comienzas a aburrirte. El quinto sientes que no es para ti. Y el sexto piensas: “mañana”. Y así es como termina la historia de amor que comenzó con tu bici estática. Esa en la que te gastaste el sueldo pensando que mereció la pena y luego te desencantó.

Pero como no queremos que eso suceda, porque nos parece una buenísima inversión (especialmente en los tiempos que corren de incertidumbre y poca previsión), te invitamos a darle una oportunidad. Y para ello, algunas claves para entrenar con ella en boca de un experto, Martín Giacchetta, entrenador y embajador de Fitbit que, además, nos va a ayudar a recuperar también esa pulsera de actividad que tienes en el cajón. O quién sabe, igual es el momento de darte un buen capricho, por aquello de haberse portado suuuper bien durante el confinamiento…

Las claves “pre-entreno” sobre bici estática

Si hay algo en lo que solemos fallar es que, tal y como explica Giacchetta, “cuando tenemos una bici estática pensamos que tenemos una bici tradicional: nos sentamos y nos ponemos a pedalear sin darnos cuenta de que tiene una serie de medidas que se tienen que adaptar a nuestro cuerpo.” Y aquí, empezamos mal. Además, otra diferencia respecto a la tradicional es, según apunta Martín, que su conducción es mucho menos técnica.

Así que, antes de empezar ADAPTA TU BICI. Hazlo según las recomendaciones del experto:

  • Colocar el sillín a la altura de la cadera.
  • La altura del manillar, establécela apoyando el codo en el sillín y estirando la mano.
  • Y por último, asegúrate de que la distancia entre el antebrazo y la mano indica la separación del manillar y el sillín.

Pero no sólo eso: “También hay que tener en cuenta el mantenimiento, que es tan importante como el de la bici tradicional.” Es decir, no la descuides.

Cómo crear una rutina de entrenamiento en la bici estática

(y no abandonarla al segundo día)

“Son objetivos que se pueden aplicar a todas las personas que se quieran iniciar en una actividad física. Básicamente, tener un objetivo real. Si hace años que no pedaleo no puedo pretender recuperar el tiempo perdido el primer día. El deporte es para nosotros siempre y cuando lo hagamos bien”, aconseja el entrenador. Y continúa con una buena recomendación: “Mi recomendación es subirse a la bici y empezar poco a poco, por ejemplo, 15 minutos e ir subiendo para conseguir que el objetivo sea real. No tenemos que hacernos daño.”

Además, hay que tener en cuenta que las rutinas pueden variar dependiendo del objetivo que nos marquemos.

Adapta tu pulsera de actividad

Fitbit acaba de dar la bienvenida a su último lanzamiento, Charge 4, que nos viene fenomenal para añadirlo a tu rutina de entrenamiento con tu bici estática. Cuenta con una nueva función (Minutos en Zona Activa), que hace que la actividad física vaya más allá. Se trata de una nueva métrica personalizada de la frecuencia cardíaca para ayudar a que la actividad sea más eficiente y ayude a mejorar la salud del usuario. Pero también cuenta con funciones del sueño, Spotify, GPS e incluso puede registrar sesiones de spinning (147 €).

Martin Giaccheta nos ayuda a adaptarlo a la rutina en la bici estática. “Fitbit va a controlar el corazón desde el segundo 1, clave para saber cómo está funcionando njuestro “pequeño motor”. Dependiendo de la persona, podemos elevar la frecuencia cardíaca o mantenerla. Lo mejor es mantenerla. Y dependiendo del objetivo de cada uno, la información del corazón es vital. A partir de ahí a todos nos va a interesar también conocer las calorías quemadas durante el entrenamiento, algo que Fitbit también registra.”

La función de Minutos de Zona Activa también nos será útil para conocer las actividades que aumentan nuestra frecuencia cardíaca y tenerla controlada. Y en este caso, pedalear, es una de ellas.

Una buena propuesta

No vas a poder mirar para otro lado cuando conozcas lo último de Technogym, que permite entrenar con clases de fitness en vivo o con tus entrenadores favoritos. Se trata de una bicicleta indoor con una consola preparada para hacer el entrenamiento más divertido y motivador.

Technogym © Technogym Technogym

Cuenta con diferentes canales en varios idiomas con clases en vivo o en diferido. Technogym se ha basado en la estrategia ‘Wellness on the go’ para crear un resultado súper profesional para disfrutar en casa.

Precio: 2.950€ (con la posibilidad de pagar en una cuota única o en cuotas mensuales de 85 €).

Más de Elle.es

image beaconimage beaconimage beacon